Los Aldeanos, se merecen algo más

Hace unos días, por aquello de la curiosidad, me desplacé hasta la Aldea de San Nicolás. Confieso que desde hace más de siete u...