14 DE NOVIEMBRE: DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES. Importancia de la prevención y autocontrol de la enfermedad.

Por, Jorge Luis Orihuela de la Cal.

El Día Mundial de la Diabetes fue señalado por la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Diabetes (FID) desde 1991, debido al incremento en el diagnóstico de esta afección, considerada actualmente una verdadera pandemia. Con estas jornadas de concienciación se intenta incrementar los conocimientos sobre el tema y sobre todo en la prevención, control y seguimiento; permitiendo conseguir la elevación de la calidad y esperanza de vida de los pacientes.

Este año, el tema principal será: «La familia y la Diabetes», por el elevado impacto y gasto económico que esta patología tiene sobre el afectado y su familia, así como la importancia que juegan en la educación, detección y control de factores de riesgos (tabaquismo, obesidad, alcoholismo, etc), conocer los síntomas y signos, así como en los cuidados necesarios una vez diagnosticada la enfermedad. Es fundamental la promoción de hábitos de vida saludables, la realización periódica de ejercicios físicos, el mantener una dieta equilibrada y también el diagnóstico temprano con seguimiento oportuno, para así retardar o evitar la aparición de complicaciones y secuelas.

Según estadísticas revisadas, más de 425 millones de personas padecen Diabetes Mellitus en el mundo, predominando la Tipo 2, donde los hábitos higiénico dietéticos desempeñan un papel relevante.

Está demostrado que el rol y apoyo familiar en el seguimiento y cuidado de los pacientes con diabetes tiene un resultado fundamental para alcanzar una mejor y satisfactoria estabilidad y seguimiento de los mismos. En los casos de descompensación se pueden alcanzar mejores objetivos en familias bien estructuradas que en otras donde no existe un buen funcionamiento del núcleo familiar. Es prioritario que las personas con diabetes mellitus y sus más allegados mantengan un acceso adecuado con los programas educativos, tengan siempre una buena interacción con los servicios médicos y participación en actividades organizadas en sus comunidades y centros sanitarios, con vistas a mantener una adecuada preparación en esta materia, lograr siempre mejorar el autocontrol y cuidados de la diabetes y así poder reducir las complicaciones; elevándose por tanto, la calidad de vida de los afectados y todos en general.

ALGUNAS MEDIDAS A TENER EN CUENTA POR LOS PACIENTES Y SUS FAMILIARES PARA LA PREVENCIÓN Y BUEN CONTROL DE LA DIABETES MELLITUS:

. Conocer la enfermedad y su autocuidado:

La educación sanitaria a las personas con diabetes y a sus familiares, son un elemento clave para tener bien estabilizada esta afección; deben conocer la enfermedad, sus síntomas, como controlarla y los cuidados necesarios. Saber convivir con ella, teniendo en cuenta que en muchos casos es silenciosa y de no hacerse las cosas bien puede traer consigo más problemas y secuelas a corto, mediano o largo plazo.

. Control con la alimentación, el peso corporal y la práctica de ejercicios físicos:

La alimentación es un elemento clave en la prevención y el control de la DM; siempre tener en cuenta las orientaciones e indicaciones que se les den, tanto por la parte médica como de enfermería. Una dieta personalizada debe ser preparada con el apoyo del equipo sanitario; así como también tendrá q ser estructurado por un personal capacitado los planes de entrenamiento personal, según la edad y la condición física de cada persona, para mejorar el estado físico y controlar el peso. Realizando ejercicios se previenen muchas complicaciones. Se mejora el funcionamiento cardio-circulatorio, se mantienen controladas las cifras de tensión arterial y las grasas en sangre y es muy significativo conseguir una hidratación óptima teniendo en cuenta la elevada posibilidad de deshidratación del paciente diabético ya que los riñones intentan eliminar el exceso de glucosa en sangre a través de la orina.

. Realizar autocontroles de glucosa, según cada caso y la medición de la HbA1c (hemoglobina glicosilada), según indicación médica:

En caso de hiper o hipoglucemia actuar en consecuencia, donde la preparación de la familia en el tema es importante para actuar rápidamente. Utilizar el Glucagen o la Insulina rápida, respectivamente, según proceda o incluso estar convencidos en que momento se debe acudir a urgencias. Se deben detectar rápidamente otras posibles complicaciones. Antes de comenzar la práctica de ejercicios o antes de la administración de insulina rápida, se debe realizar un autocontrol de la glucemia así como también al final el ejercicio si la intensidad ha sido significativa.

. Evitar las complicaciones y actuar rápido si fuese necesario:

Es importante mantener las cifras de glucosa en sangre en un nivel adecuado antes y después de las comidas, en caso de descontrol debe tomarse las medidas oportunas en el cumplimiento del tratamiento, alimentación, etc. Cada paciente es un caso, de ahí que individualizar es necesario. Realizarse la retinografía ambulatoria, según el protocolo, cada 2 años y en caso necesario hacer las revisiones oftalmológicas adecuadamente.

. Cuidado de los pies:

En el nivel primario de atención está establecido el cumplimiento del protocolo para la prevención del “pie diabético”, causante de amputaciones. En las personas afectadas, sobre todo las que tienen muchos años con la enfermedad o tienen un mal control, con frecuencia pueden presentarse alteraciones en la sensibilidad y la circulación arterial, de ahí que prevenir la aparición de lesiones cutáneas, tener una hidratación óptima de la piel, prevención y tratamiento oportuno de infecciones, así como realizar el corte correcto de las uñas, es muy necesario.

. Cumplir con el tratamiento:

Además de las medidas no farmacológicas, también hay que cumplir estrictamente el tratamiento médico farmacológico, ya sea sólo comprimidos vía oral o la combinación con insulinas, donde hay que tener en cuenta la forma de administración y la rotación en el sitio de la inyección, evitando así complicaciones; en caso de aparecer se deben tratar adecuadamente, con el seguimiento oportuno. En la adherencia al tratamiento y su cumplimiento también la familia preparada ayuda significativamente. Es necesario no perder los controles y seguimientos que paute su médico y enfermera/o, también cumplir indicaciones en cada caso y evitar la automedicación. Deben acudir inmediatamente al centro de salud en caso de complicaciones.

“LA DIABETES DEBE SER DIAGNOSTICADA DE FORMA OPORTUNA Y CONTROLADA ADECUADAMENTE”.

Ilustraciones tomadas de Internet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor entre su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.