febrero 21, 2018

Pesadillas

De vez en cuando cubría su cuerpo de realidades. Pasaba las mañanas como cualquier persona, como tú mismo-a, trabajando, relacionándose con las amistades, intentando sacar lo positivo de cada situación y aprender cada día algo nuevo. A pesar de que las heridas que cubrían su piel  ya eran sólo cicatrices, no sentía dolor, tan solo se percataba de ellas cuando pasaba su mano para acariciar su pecho, sus brazos, sus propios hombros. Hoy la realidad fue cruel, dura, tanto y tan inesperada que sus ojos se impregnaron de humedad, pero no dejó correr ni una sola lágrima. No lo entendió,

Leer Más »

Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.