70 años de la llegada del Cristo Yacente y Santo Sepulcro

Magnífica Obra del artista e imaginero -natural de Agaete-, don José de Armas Medina.

En las «Crónicas de hechos y acontecimientos, etc. parroquiales -conocidas como Memorias- de D. Bruno» (párroco que fue de Santa María de Guía), podemos leer: «… El día 7 de abril de 1946, después de haber sido expuesta en el edificio de la Caja Insular de Ahorros de la calle Triana (Las Palmas de Gran Canaria) -donde causó al público gran admiración – fue traída a Guía y, a las diez y media de la mañana -en el Colegio Santa María, situado en el edificio que fue del Sindicato Agrícola del Norte-, fue bendecida por el párroco que esto escribe, en presencia de la Virgen de los Dolores de Luján que, en su trono y acompañada de una ingente multitud, fue llevada a este emotivo acto.

Posteriormente fueron llevados los tronos al templo parroquial, abarrotado de fieles, donde se celebró una función religiosa y predicó elocuentemente el famoso orador salesiano reverendo padre Juan.

Ese mismo año ya salió el Santo Sepulcro el Viernes Santo, ante la admiración de todos por ser, según los entendidos y técnicos en anatomía, el mejor de Canarias. La consideraban una maravillosa obra de arte que no tiene igual en las islas».

La madera que usó el escultor, fue la de Ukola, la misma que usó anteriormente para esculpir la imagen de Santa Ana que preside la Catedral de la Diócesis de Canarias. Esta madera, también conocida como Makoré, procede de Africa y está dentro del grupo de maderas preciosas.

Me cuentan personas mayores y yo también he sido testigo, que mientras pudo, d. José de Armas acudía todos los Viernes Santos a ver procesionar su magna obra escultórica. Hoy, en esta pasada Semana Santa, sigue manteniendo esa costumbre su hijo José, a quien pude saludar, una vez más, durante la Procesión Magna.

He querido recordar este 70 aniversario como gratitud a la generosidad de la prócer benefactora Dña. Eusebia de Armas Almeida, pariente del imaginero, pues gracias a élla disfrutamos de una obra acorde a la categoría de las del eximio Luján Pérez, que enriquecen nuestra Semana Santa.

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.