Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Hoy día de la madre, le recitaré a la mía éste poema que le escribí siendo niña. La foto es de la última vez que estuvimos juntas, hace ya tiempo. Aprovecho para felicitar a todas las madres porque la maternidad es una de las experiencias más hermosas de esta vida.

A MI MADRE

Ayer tuve un sueño madre,
un sueño mientras dormía:
era yo un barco velero
al que una brisa mecía.

La lluvia me acariciaba,
el mar de azul me vestía,
el sol me daba su luz
y las estrellas su guía.

Del mar salían sirenas
que danzando se reían
y oía dulces canciones
que susurrando decían:

“Navega lindo barquito,
que el viento tu vela aviva,
te mostraremos el rumbo,
nunca irás a la deriva”.

Pero cuando desperté
yo no era más que una niña,
una niña que arrullabas,
una niña a quien mecías.

Eras tú quien me cantaba,
eras tú quien sonreía,
y era tu mirada clara
la luz que resplandecía.

Eran tus cuentos y cantos
las dulces voces que oía,
eran tus suaves palabras
la música que sentía.

Era tu dedicación,
tu paz, tu amor y tu guía
quienes velaban mis noches
y mis sueños madre mía.
Marotsy
© J. Margarita Otero Solloso




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.