"¿A quien tengo que votar?"

En democracia el voto es fundamental.
En democracia la autoridad se recibe y se concede por votación. Por eso es importantísimo saber a quién votar.
No se puede votar sin saber a quién votar. Eso es un pecado de gran gravedad porque se puede hacer un grave daño personal y a la comunidad.
El voto no es solo elegir; es saber elegir por el conocimiento y no por los sentimientos.
No puedo votar porque creo, sino porque sé a quién votar.  (PP)
Hay que saber qué ideología tiene el partido y en qué la sustentan.
Hay que saber si sus afiliados y dirigentes son honestos, educados, respetuosos, creen en la libertad y en la obligación de actuar por el bien de la comunidad,  y no porque me lo creo, o por el partido o el amigo o el conocido que me dijo que le votara.
La influencia del bien o del mal gobierno es fundamental en el bien o el mal personal y de la comunidad, y depende de quién hemos elegido y votado.
Para que el político se comporte como corresponde, siendo un auténtico servidor y no un dictador o un perverso, hay que investigar a quién votar para no votar a quien no debemos votar.
¿A quién tengo que votar? Al honesto, educado y que respeta y cree en la libertad por su responsabilidad personal y social, y que no es un dictador en democracia, porque está al total servicio de la comunidad, durante las 24 horas.
¿A quién tengo que votar? A quien respeta con honestidad la libertad.

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.