Es una poetisa argentina nacida en Avellaneda el 29 de abril de 1936 en el seno de una familia de inmigrantes rusos que perdió su apellido original, Pozharnik, al instalarse en Argentina y fallecida en Buenos Aires el 25 de septiembre de 1972).

Cursó estudios de filosofía y periodismo, que no llegó a terminar, para luego proseguir con estudiando arte de la mano del pintor surrealista Batlle Planas.

Entre 1960 y 1964 vivió en París, donde trabajó para la revista Cuadernos, realizando críticas literarias y diversas traducciones. En esta época estudió en La Sorbona y formó parte del comité de colaboradores extranjeros de Les Lettres Nouvelles y de otras revistas europeas y latinoamericanas.

Durante sus años en Francia comenzó su amistad con el escritor Julio Cortázar y con el poeta mexicano Octavio Paz, que escribió el prólogo de uno de sus libros de poesía.

Posteriormente regresó a Argentina y publicó algunas de sus obras más destacadas y donde se le concedieron varias becas, entre ellas las prestigiosas becas Guggenheim (1969) y Fullbright (1971), pero no llegó a completar los estudios.

Los últimos años de su vida estuvieron marcados por serias crisis depresivas que la llevaron a intentar suicidarse en varias ocasiones. Pasó sus últimos meses internada en un centro psiquiátrico bonaerense; el 25 de septiembre de 1972, en el transcurso de un fin de semana de permiso que pasó en su casa, terminó con su vida con una sobredosis de seconal sódico a la edad de 36 años.

Su obra lírica comprende siete poemarios:

  • La tierra más ajena
  • La última inocencia
  • Las aventuras perdidas
  • Árbol de Diana
  • Los trabajos y las noches
  • Extracción de la piedra de locura
  • El infierno musical 

Después de su muerte se prepararon distintas ediciones de sus obras, entre las que destaca Textos de sombra y últimos poemas (1982), que incluye la obra teatral Los poseídos entre lilas y la novela La bucanera de Pernambuco o Hilda la polígrafa. También póstumamente fue reeditado el conjunto de sus textos en el volumen Obras completas (1994); sus cartas quedaron recogidas en Correspondencia (1998).

LA ENAMORADA

Esta lúgubre manía de vivir

esta recóndita humorada de vivir

te arrastra alejandra no lo niegues.

Hoy te miraste en el espejo

y te fue triste estabas sola

la luz rugía el aire cantaba

pero tu amado no volvió

Enviarás mensajes sonreirás

tremolarás tus manos así volverá

tu amado tan amado.

Oyes la demente sirena que lo robó

el barco con barbas de espuma

donde murieron las risas

recuerdas el último abrazo

oh nada de angustias

ríe en el pañuelo llora a carcajadas

pero cierra las puertas de tu rostro

para que no digan luego

que aquella mujer fuiste tú.

Te remuerden los días

te culpan las noches

te duele la vida tanto tanto

desesperada, ¿adónde vas?

desesperada ¡nada más!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *