En el lugar que creo seguro
desnudo completo a mi ser
entre paredes inquietantes
te sueño, confío en tu querer.

La incesable música
me despierta del lecho
donde doy vueltas y vueltas
entre aromas revueltos.

Agudizan mis sentidos
en el acantilado de mis entrañas
sigo al semblante sereno
sin saber que bestias aguardas.

Te dejo escapar conmigo
en sueños de placeres y magias
te siento albergar mi alma
me refugio en tus garras.

Soledad envuelta en flores
que alimenta al lobo hambriento
Arrogante estupidez del sentir
¡Yedra podrida dónde te siento!

Piso despacio y apresuro el paso
arropando que estás sediento
enmascarando verdades en silencio
y sin tregua, muero en el intento.

¡No rompí, no grite, no negué!
un amor ahogado y preso
no supe escribir sin sangre
el final de mi cuento.

MEGT Eugenia Tavío

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *