Es tu pecho el nido de mi alma. Apoyo mi mejilla sobre tu hombro, y me abrazas. Sentir la paz, tocar los cielos, acompasar nuestras respiraciones e inspirar el amor que danza en el ambiente…

Sentirse unido a alguien y a la vez ser uno, sin dejar de ser dos ánimas en busca del instante apasionado.

La vida, la vida se detiene en un suspiro, en el instante en que me miras y te miro, y ahí se entrelazan nuestras almas al ritmo en que lo hacen nuestras manos.

¡¿Qué más soñar, cuando lo que ambos queremos es vivirlo?!

Irene Bulio ©

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.