Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

La secretaria estatal de Interior y Seguridad, Guayarmina Méndez, de la formación política Contigo (CSD), mantuvo vía telemática el pasado lunes una reunión con el portavoz de la asociación de vigilantes ARSEPRI , Tomás Gálvez, para conocer de primera mano las deficiencias que padece el colectivo de seguridad privada en este periodo de crisis sanitaria.

Tras la reunión con el portavoz de ARSEPRI quedó en evidencia la necesidad de que las empresas, en coordinación con el Gobierno español, debe proporcionar a los vigilantes de seguridad los EPIS necesarios para su propia seguridad y evitar posibles contagios, ya que este colectivo, como otros muchos del sector público, están en primera línea y en contacto con los ciudadanos, tal como servicios en medios de transporte, supermercados, hospitales, etc.

Guayarmina Méndez cree que es necesario “que las empresas tomen medidas urgentes para aquellos vigilantes de seguridad, que a partir del lunes 14 de abril van a realizar servicios de separación de viajeros en diversos medios de transporte público, comunicado a través del plan de colaboración llamado Red Azul, todo ello en coordinación con las FCS, siendo necesario el reparto de mascarillas, guantes y pantallas.”

Según declaraciones del Sr. Marlaska, unidades de Protección Civil repartirá materiales a todos aquellos usuarios que se trasladen en transporte público. Contigo se pregunta, si el reparto de dicho material deparará solo en los usuarios o incluyen también a los trabajadores que van a velar para que se cumplan las directrices del plan de colaboración.

Guayarmina Méndez ha manifestado que, todos aquellos sectores que realicen en estos momentos un servicio público, deben ser considerados por parte del Gobierno como personal de alto riesgo, no solo por su seguridad sino por la del resto de ciudadanos.

La secretaria de Interior de Contigo, traslada a ARSEPRI su preocupación, no solo por la situación de abandono en la que se encuentra el sector de la Seguridad Privada por parte de la administración, sino también por los posibles ERTES que han anunciado algunas empresas, que afectan a 85000 vigilantes de seguridad activos y sus familias .

Esta formación política, solicita al Ministerio de Interior que supervise dichas maniobras, para que se produzcan de manera regular y legislada y que no sea un excusa para que en un futuro, se produzcan despidos en masa aprovechando la coyuntura en la que está sometida nuestro país.




Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.