8.7 C
Guia
miércoles, diciembre 11, 2019

Lou Arroyo

Nació y vive en Las Palmas de Gran Canarias( Islas Canarias- España)
Licenciada en Turismo.
Estudié en la Escuela de idioma: Alemán e Italiano.
Curso Especialidad en Gestión de Empresas Culturales y Creativas.
Colaboré en el libro solidario para ayudar a Haití.
Obtuve el primer premio del concurso sobre relatos cortos en la primera edición de Crearte Ideas.He colaborado con la asociación “Luna Llena” en sus recitales de poesías y relatos, con Eventos Arte Islas Canarias.Participé en el III Festival de Poesía Atlántico Caribeña y en el Festival de las Flores en el Club británico, fui ponente sobre la Literatura de la colonia Británica.
Participé en el VI Certamen de Creadores por la Libertad y la Paz y quedé como finalista en el I Certamen Juan Millares Carló.
Fui componente del grupo Sentir la poesía y dimos un giro a la forma de expresar y vivir la poesía.
He participada en muchas antología de poesía, la última de ella Mujeres 88, donde 88 mujeres canarias de todas las islas, aportaba su forma particular de ver y sentir sus versos.
En formato ebook- kindle, y en papel, en plataformas digitales: “ Dulce seas tus sueños, Mi amor”; “ Dulces sean tus sueños, Mi Corazón”; “Quiero atrapar los instante”; “Abrazar mis momentos”; “Creía en el amor” ;“Reinventa el amor” y la novela Pájaro Blanco. Paraíso perdido.
Publiqué mi primera novela en papel, “Mi amor se llama Lola”
Mi segunda obra fue “La calidez de la arena da color a mis versos”, poemas que refleja el amor por mi isla.
Publiqué mi 3 poemario el 17 de Julio del 2015 llamado “Mientras me cobijo en tu pecho, mi alma desnuda escribe versos””, aquí desnudo mi alma de mujer y expreso mis más profundos anhelos.
Mi cuarto libro se llama Érase una vez…espérate que te lo cuento otra vez, un conjunto de cuentos y leyendas.
Y mi quinta obra, es una novela histórica, Abenaura. Lágrimas de sangre.

Nunca acabar por Lou Arroyo

0
Amo tu boca, boca de pecado, con labios jugosos, sabores fuertes y dulces, el placer tiene muchos matices.   El placer puede ser supremo, ¿Solo me darás un beso? no uno, ni...