Cebollas con sabor a Premio

Piso Firme celebra la XXII edición de la Fiesta de la Cebolla con la alegría de la Declaración de Risco Caido como Patrimonio de la Humanidad

El barrio galdense de Piso Firme celebró este domingo la XXII edición de su popular Fiesta de la Cebolla, este año con una alegría añadida, la noticia que corrió desde primera hora entre el público asistente, la declaración de Risco Caido y Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial de la Humanidad, conocida esa misma mañana de domingo desde la capital de Azerbaiyán. Y más alegría aún expresaron los vecinos, cuando fue anunciada por todo lo alto con la emoción del momento por el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, en la entrega de los premios a las cebollas de mayor peso, diciendo que “hoy es un gran día para la historia de este municipio, del norte y de toda la isla, un siete del siete de 2019 que no vamos a olvidar”.

Y por eso, quiso dedicar esta fiesta y este premio que recibe Gáldar junto a los municipios de Artenara, Agaete y Tejeda, a esas personas que siguen manteniendo vivo el patrimonio que es de todos, y el mejor ejemplo lo tenemos, dijo, en los agricultores de Piso Firme, las Rosas, las Cuevas y Juncal, que continúan plantando cebollas , con dedicación y esfuerzo, cultivando un producto de gran sabor y calidad que da nombre a todos los galdenses, como se sabe, son conocidos en la isla por “cebolleros”.

Y ese nombre es todo un orgullo sobre todo para un barrio, el de Piso Firme, el mayor productor de este sabroso cultivo que, en esta Fiesta de la Cebolla, demuestra su merecida fama premiando a la cebolla blanca y roja y al lote de diez cebollas blancas y rojas de mayor peso, en un acto que es organizado por la Concejalía de Desarrollo Socioeconómico del Ayuntamiento de Gáldar en colaboración con la asociación vecinal.

Un ejemplar de cebolla blanca de 1,880 kgs presentada a concurso por Dulce María Jiménez y el lote de diez cebollas blancas  de 13.110 kgs de Nicolás García,  recibieron respectivamente los primeros premios en ambas modalidades; mientras que en roja, el primer premio fue para Puri Moreno, con una cebolla de 1.470 kgs, y el primer premio para el lote de diez cebollas rojas fue a parar a manos de Dionisio Moreno, con  un lote de 11,350 kgs.

Los segundos premios en ambas modalidades recayeron en Milagrosa Moreno, por su cebolla roja de 1,400 kgs, y Nicolás García por su cebolla blanca de 1,610 kgs. En lotes de diez, el premio en cebolla blanca fue para Milagrosa Moreno con su lote de 12,870kgs, y en roja, para Dulce María Jiménez, con su lote de 11.060 kgs.

Todos estos premios fueron entregados por el concejal del área Agustín Martín Ojeda y concejales del consistorio galdense en el interior de la cancha cubierta de este barrio, sede desde hace dos años de esta celebración. Y es que si algo no falta nunca en esta celebración es el viento.

Nada más llegar a Piso Firme se siente ese viento que precisamente ha marcado y ha hecho diferente a este producto, envolviéndolo de esas características específicas que lo hacen un cultivo con un sabor muy especial. Sus vecinos así lo celebran en esta fiesta que además rinde homenaje a la pequeña imagen de Santa Rosa de Lima.

Desde las 10 de la mañana, la patrona del barrio es trasladada desde su santuario en Las Rosas hasta la citada cancha, acompañada por los vecinos y la música que en esta ocasión puso el grupo “Jelima” Tambores y Chácaras, llegado desde Vallehermoso en La Gomera. 24 componentes emocionados y felices de participar en esta celebración.

La imagen fue custodiada por Domingo Godoy, Isidoro Díaz y Francisco Rodríguez, entre otros vecinos, que se iban sustituyendo para portarla hasta el escenario de la fiesta, con una parada previa para recibir cientos de pétalos de flores que caían desde la azotea de la asociación sobre la imagen mientras gritaban Viva Santa Rosa de Lima y Viva el pueblo de Piso Firme. Y ante el nuevo mural que ha regalado al barrio el Ayuntamiento galdense, siguiendo la tradición de embellecer cada pago y barrio, con una imagen que lo caracterice.

Como no podía ser de otra manera, en este mural sobresale la imagen de un agricultor con años de experiencia, Nicolás Flores, protagonista de este llamativo mural que rinde homenaje al cultivo de la cebolla.  El propio Flores, participaba en el interior de la muestra y venta de productos locales,  como papas y cebollas, que cada año acompaña la fiesta, mostrándose orgulloso del resultado final de esta obra.

La Agrupación Folclórica Tacoremi de La Laguna y la agrupación galdense Sabor de Gayres pusieron música a la fiesta que además siguiendo la tradición contó el homenaje a una de las mujeres que ha sido referente en el cultivo, Juana Lucía Suárez Mendoza con más de 40 años dedicada al sector primario y más de 30 años dedicados al cultivo de la cebolla. El premio le fue entregado por Agustín Martín Ojeda quien puso en valor esta fiesta que el área que dirige seguirá apoyando y mejorando cada año, para rendir homenaje a los agricultores y a este cultivo de la cebolla en Gáldar.

Y cerrando la fiesta un almuerzo con pescado, papas, gofio amasado y plátanos con el que disfrutaron los asistentes que completaron con un baile amenizado por Sonora Musical, dando colofón a un día dedicado a todas aquellas personas que han sabido encontrar en el viento de esta zona a un aliado para lograr un producto que busca la Denominación de Origen Protegido (D.O.P.) por sus cualidades, y que se ha hecho imprescindible en las cocinas canarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.