14.4 C
Guia
miércoles, octubre 16, 2019

Confianza Perdida

El próximo domingo 20 de diciembre se celebran las elecciones generales más abiertas de la historia de la democracia. 

A los partidos históricos, PP y PSOE, se suman los denominados «emergentes», Ciudadanos y Podemos. 

Los que me conocen, y no me escondo por ello, saben que desde hace muchos años mi tendencia política siempre ha sido «conservadora» y he sido militante activo del Partido Popular. Hace muchos años que decidí pasar a ser un simpatizante más y en todos los comicios anteriores mi voto siempre ha sido para este partido a nivel nacional. 

Pero este domingo mi voto va a confiar en otra opción , y les doy mis motivos, porque pienso que ser simpatizante de unos u otros no te hace ser peor o mejor, y que se conozca mi forma de pensar no me da MIEDO. 

El Partido Popular llegó al gobierno hace cuatro años con un país en una situación muy delicada. Una crisis global que a todos nos ha afectado en mayor o menor medida. Una crisis que ha provocado paro, pobreza, desajustes sociales y un sinfín de dramas personales y familiares.

El Gobierno ha tomado muchas decisiones impopulares, muchas medidas que no eran del gusto de todos. Reformas laborales, recortes en Sanidad y Educación, etc. Probablemente medidas, algunas impuestas por Europa, difíciles de decidir, pero que la situación las requería. 

Con aciertos y errores, con amigos y enemigos y con penas y glorias pasó esta legislatura. 

Hoy parece que se ve la luz al final del túnel, pero queda mucho mucho por hacer y mejorar. 

Creo que a este gobierno saliente le tocó «bailar con la más fea» pero además de fea era «gorda y coja», y aún así con la música que cada uno le quiso poner, se bailó. 

Pero mientras todos los españoles sufríamos la crueldad de una crisis económica brutal, algunos políticos mediante artimañas diversas se enriquecían con dinero de origen público o privado pero con la Administración como mediadora. 

Políticos de todos los signos y colores. Pero en esta última legislatura los del Partido Popular han sido los «campeones». 

Mientras a mi me cocían a impuestos ellos se repartían sobres, mientras mi mujer se quedaba en paro por cierre de su empresa ellos se repartían comisiones en concesiones en concursos públicos y mientras veía como amigos y familiares pasaban dificultades económicas ellos permitían que muchos cargos electos siguieran enriqueciéndose de manera fraudulenta. 

Como conclusión a mi reflexión el Partido Popular no contará en estas elecciones con mi apoyo NO por la gestión de la crisis si no por la corrupción generalizada que ha habido en estos años.

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.