“¡¡¡CONQUISTAR EL MUNDO CON LA PALABRA!!!” por Luis García-Correa

“¡Conquistar el mundo con la palabra ha sido el medio más utilizado!” Y debería ser el más creído y  el más efectivo.

La palabra compromete al que la dice, si se honesto consigo mismo y con los demás.

La humanidad se comunica, se entera, discute, expone, ama… usando la palabra.

La palabra es el medio más eficaz para hacernos entender y comprender y expresar el amor, el rezar, el pedir, el agradecer…

“¡La palabra dicha debería ser la voz de la honestidad, de la sinceridad, de la conciencia, del amor a los demás!”

La palabra debería el reflejo del alma y de la conciencia honesta, sana y leal.

Decir, contar, narrar con la palabra ha sido, y es, la voz que ha resonado a lo largo de siglos en la comunicación de la humanidad.

“¡¡¡Conquistar al mundo con la palabra!!!”  Debe ser el medio eficaz de manifestar y decir la verdad con honestidad y humildad.

La honestidad y la humildad son dos grandes virtudes para decir la verdad, la refuerzan y le dan valor y contenido.

“¡Hable siempre con amor, honestidad y humildad y habrá conquistado a la humanidad!”

La palabra dicha nos debe responsabilizar para decir la verdad y para poder mirar de frente sin tener que agachar la frente.

Nos comunicamos con la palabra.

La palabra es y será la forma y manera de comunicarnos, y poder decir la verdad para ayudar.

“¡Ayudar es el verbo que más debíamos de conjugar!”

“¡Ayudar a los demás es entrar en un espacio celestial!”

“¡¡¡Quién ayuda, Padre Dios le ayuda!!!”

Los humanos resolvemos nuestros problemas cuando recibimos la ayuda del amigo-hermano.

“¡El amigo-hermano somos todos los que queremos ser fieles y leales a nuestros valores, creencias e ideales!”

“¡¡¡Ayudar es la forma y manera de resolver problemas!!!”

Los problemas de los demás deben ser nuestros problemas, y así caminamos, certeros, por el sendero de la santidad.

“¡¡¡La santidad es la palabra convertida en hechos del amigo-hermano, para ayudar al otro amigo-hermano!!!”

Hable, diga, se exprese… Por favor: siempre hágalo con honestidad, lealtad y humildad y resolverá los problemas de los demás.

La vida – esa maravilla que nos ha tocado vivir- tendrá valor y contenido de acuerdo como hayamos usado la palabra.

“¡¡¡Conquistar el mundo con la palabra!!!” Y llegará a la santidad.

Aproveche las oportunidades que tiene para enterarse cuál es el problema de su amigo-hermano, y trate, con todo el AMOR Y AMISTAD de que es capaz, de ayudar a ese amigo-hermano.

Ayudar a los demás debe ser la forma y manera de vivir con honestidad, lealtad y amor a los demás, y, si es posible, usando la palabra.

“¡Quién ayuda a los demás, tiene la gloria terrenal!” Y si ayuda con HONESTIDAD, AMOR Y AMISTAD, tendrá el reconocimiento social y Padre Dios le ayudará. Sea creyente o no.

“¡CONQUISTAR EL MUNDO CON LA PALABRA!” Vivirá la plena felicidad.

“¡¡¡La plena felicidad se alcanza cuando somos reales y verdaderos amigos-hermanos de los demás!!!”

El amigo-hermano no nace, se hace.

El amigo-hermano se hace cuando se tiene base.

Base de AMOR Y AMISTAD, con honestidad y humildad, actuando, con toda sinceridad y honestidad, tratando siempre de ayudar.

“¡¡¡CONQUISTAR AL MUNDO CON LA PALABRA!!!” Y las bendiciones la o lo cubrirá.

“¡¡¡CONQUISTAR AL MUNDO CON LA PALABRA!!” Y habrá llegado al parnaso de la felicidad.

“¡¡¡CONQUISTAR AL MUNDO CON LA PALABRA!!!”  Y habrá conseguido la santidad.

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.