Crónica de una despedida. No es un adiós, simplemente HASTA PRONTO¡¡¡

Toma una sonrisa, de Mahatma Gandhi

Toma una sonrisa,

regálala a quien

nunca la ha tenido.

Toma un rayo de sol,

hazlo volar allá

en donde reina la noche.

Descubre una fuente,                                 

haz bañar

a quien vive en el barro.

Toma una lágrima,

ponla en el rostro

de quien nunca ha llorado.

Toma la valentía,

ponla en el ánimo

de quien no sabe luchar.

Descubre la vida,

nárrala a quien

no sabe entenderla.

Toma la esperanza

y vive en su luz.

Toma la bondad,

y dónala a quien no sabe donar.

Descubre el amor,

y hazlo conocer al mundo.

gabriel

 

Ha sido para mi un enorme placer y una experiencia profesional increíble estos últimos años trabajados y sería justo, a través de estas palabras, saludar y agradecer a todas y cada una de las personas que han ayudado y contribuido a que con la labor desarrollada se obtuvieran resultados relevantes en materia sanitaria. Recordar desde los compañeros de trabajo, hasta los pacientes, amigos y a mi familia…, a todos, GRACIAS. 

Llega el momento de una despedida y es justo reconocer que a pesar del arduo bregar siempre quedarán nuevos objetivos por cumplir. Cabe recordar la búsqueda activa de pacientes y enfermedades, la educación sanitaria realizada, el cumplimiento de objetivos, pero lo más relevante fue el control y mejoría de los beneficiarios, los pacientes, con la aceptación de los mismos por nuestra labor.  

Justamente después de terminar los 4 años de formación como Especialista de Medicina Familiar y Comunitaria, comencé una nueva andadura laboral en el Centro de Salud de Arguineguín, ubicado primero en Incidencias, que aunque fue una dura experiencia pienso que necesaria para la aplicación de conocimientos, sobre todo en materia de patologías de urgencias. Tras 13 meses allí, llegaba el momento de pasar a una nueva tarea, sustituyendo en consultas a médicos salientes de guardia, que incluía el servicio de pediatría, teniendo que visitar otras zonas como Playa Mogán y Mogán Pueblo.

Era interesante ampliar las experiencias y enriquecernos como personas con nuevas vivencias, aunque estaba por llegar la mejor etapa de todas, la que me hizo más feliz, por permitirme abordar ampliamente la función como médico de atención primaria, sobre todo en la prevención y promoción de salud, al quedarme de forma más estable en una misma consulta como sustituto del titular, y aunque sabía que no sería indefinido, convencido estaba que el tiempo que fuera lo íbamos a aprovechar para cambiar todo lo que se pudiera mejorar en materia de la salud de nuestros pacientes. No todo ha sido color de rosas pero siempre tratando de convertir las derrotas en aciertos.

Todo comenzó el 20 de noviembre del 2016, recordando que los inicios no fueron sencillos. Para los pacientes, otro médico más y otra forma de actuar; era necesario ganarnos su confianza y demostrar que podíamos hacer las cosas bien, que sería favorable el que nos dieran una oportunidad y para ello fue fundamental crear seguridad en la gente y así lograríamos una mayor participación en nuestras intervenciones. Poco a poco ganábamos en confianza y los pacientes respondían.

Había bastante que hacer en un cupo de algo más de 1300 personas, no sólo pertenecientes al área urbana de Arguineguín, sino también de zonas periféricas que abarcan desde Soria, Barranquillo Andrés, Cercado Espino y otros lugares de difícil acceso. Tuve la gran suerte de formar un sólido equipo de trabajo con la enfermera Noemí Alemán Oliva, parte muy decisiva para el cumplimiento de los propósitos trazados.

Resumo una historia repleta de actividades sanitarias en las diferentes zonas, educando en salud sobre temas tan diversos como: la alimentación y la importancia de mantener una dieta equilibrada y saludable; la práctica de ejercicios físicos para la reducción de la obesidad y el sobrepeso; el control de los medicamentos ante la elevada incidencia de consumo de benzodiacepinas, antiinflamatorios y antibióticos, necesitando nuestras orientaciones para evitar la automedicación y sobremedicación, así como la necesidad de conocer las precauciones de los fármacos y alertas de seguridad en algunos casos; la reducción en el consumo de tabaco; la importancia de realizarse el autoexamen de mamas; el manejo de la ansiedad; así como otros temas con elevada prevalencia (Diabetes Mellitus, HTA, EPOC, Depresión…), para intentar conseguir un mejor control de estas patologías, con la modificación de estilos y modos de vida.

Fue necesaria la evaluación integral de muchos pacientes, valorando su entorno familiar y social, ya que es fundamental ver al individuo como un ser biopsicosocial. No siempre los problemas sanitarios se van a resolver con un medicamento, siendo relevante también, el apoyo recibido desde los Servicios Sociales del Ayuntamiento, la Trabajadora social del centro e incluso la Unidad de Atención a la Drogodependencia, ubicada en el Tablero. Se clasificaron a los pacientes mayores y de riesgos, incrementándose las visitas a domicilio y los chequeos periódicos, siempre intentando cumplir protocolos. Es importante añadir que hay casos que han necesitado una intervención multidisciplinar, siendo derivados oportunamente y son seguidos en otros niveles de atención médica, como en el Hospital Materno Insular, Hospital San Roque Meloneras, así como en el Centro de Especialidades de Vecindario y también el rol decisivo de  especialistas consultores (Endocrino y Nefrología, fundamentalmente).

Los pacientes se han visto beneficiados de pruebas complementarias realizadas en el centro, para el pesquisaje de algunas patologías crónicas, entre ellas: el Índice Tobillo Brazo, Citología cérvico-vaginal, la Espirometría y también la Retinografía Ambulatoria; así como de otras actividades desarrolladas, entre ellas: la de Adigran (Asociación de Diabéticos de Gran Canaria) para elevar los conocimientos sobre la enfermedad, su control y autocuidados. Con todo ello, pudimos cambiar indicadores que habían permanecido previamente en rojo hasta llevarlos a verde, por largo período de tiempo.

Otro dato relevante, fue la realización de estrategias para poder aumentar las tasas de vacunación antigri
pal, lo cual necesitó el incremento de acciones para desmitificar la vacuna y resaltar su importancia y beneficios por encima de posibles efectos adversos a los que le temen; fuimos a la búsqueda activa de pacientes susceptibles y al final se consiguió inmunizar al 62% de la población, alcanzando el 2do lugar entre todos los consultorios de la isla, según estadísticas oficiales. También se incrementó la vacunación antineumocócica en pacientes mayores de 60 años y grupos de riesgos.

Todo esto y más, ha sido reconocido con el cumplimiento de los indicadores médicos que se nos evalúan; contribuyendo a una elevación del estado de salud de la población, un mayor control de las enfermedades crónicas y las manifestaciones de satisfacción, expresadas por los pacientes, con los servicios médicos prestados, importante indicador de calidad.

Nosotros hemos cumplido con nuestro deber, pero poco se hubiera conseguido si la población no hubiera colaborado, de ahí que son ellos los verdaderos protagonistas de estos logros.

Sólo agradecerles una vez más que hayan permitido que les conociéramos a fondo, que se dejasen ayudar y que lo aprendido lo llevaran a la práctica y les permita cuidar de si mismos y de sus seres queridos. Aún queda mucho trabajo por hacer; de momento la enfermera se queda pero mi desempeño se ha visto interrumpido a finales de junio, pero convencido estoy que se volverá a conformar un nuevo equipo médico-enfermera, que sabrá continuar lo realizado hasta este momento.

Ha culminado para mi esta etapa laboral y otra comenzará en breve en un nuevo destino, pero lo vivido y las personas que lo han hecho posible, siempre quedarán en mis recuerdos.

No quiero mencionar nombres para evitar olvidar involuntariamente alguno, aunque serían muchos si hubiera decidido ponerlos. Gracias también a los representantes de las Asociaciones de Vecinos, así como a los medios de comunicación de Mogán (Radio Mogán y TV Mogán); gracias a todos y todas por las muestras de cariño y de apoyo. Gracias, muchísimas gracias y… en el camino nos encontraremos.

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.