Dame el perdón, Madre Tierra.
No quiero tus metales
Que hieren y desgarran
La triste esencia nuestra.

No quiero los venenos de tus flores
Ni anhelo las garras de tus fieras…
Sólo quiero el perdón que anida en tus orígenes
En el primer instante de gestarse la existencia.
Si me perdonas el no agradecerte
Mi vida, mi cuerpo, mi vuelo, mis nubes y mis penas
Con la misma brisa en que me llegue
Perdón daré a todo el que me hiera.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *