La representación de Teror que en la tarde del 7 de septiembre de 1952 inició este acto hoy por hoy símbolo del Pino, que los cronistas definieron como «nutridísima y grandiosamente devota que que al son de la música de sus rondallas y panderos desfiló en cabeza,…viejos y viejas que de ella formaban parte, llorando se postraron ante la Virgen para orar y vitorearla y mientras a los pies del trono era depositada la ofrenda, más lejos las notas de ¡Ay Teror, qué lindo eres! -que todos los grupos entonaron- y otros cantos populares de la tierra completaban la soberbia estampa»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.