Y estos días maravillosos, unificadores, que han hecho mover voluntades haciéndonos comprobar cuanto valemos cuando queremos no podía terminar de otra manera que con la lluvia con que la Imagen más milagrera de Gran Canaria da respuesta a rezos, peticiones y almas heridas por el incendio.

Termino la serie de décimas con que he querido corresponder humildemente en mi calidad de cronista de la Villa de Teror con el honor de serlo.

Hoy pongo voz en la última décima, con todo mi respeto, a la propia Virgen del Pino.

Espero no haber molestado a nadie con ellas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *