14.2 C
Guia
jueves, noviembre 21, 2019

Desde Chile…

jueves, noviembre 21, 2019

Katty Bunster es una canaria de corazón, aunque nació en Chile y ahora se encuentra allí con su familia.

Vivió en Playa del Inglés 20 años, conoció al padre de sus hijas, un canario que le robó el corazón y dibujó en su rostro la más bella sonrisa. Ahora, desde Santiago, nos envía este vídeo y las siguientes palabras:



CHILE DESPERTÓ
Está compleja la situación en Chile, pero esto no puede parar.

Chile despertó después de 30 años de vivir bajo un sistema neo liberal durísimo impuesto por Pinochet, donde efectivamente fuimos un modelo económico, pero este oasis es solo para unos pocos, que se han enriquecido a costa de todos los demás.

Hoy el pueblo se ha levantado y está exigiendo lo que es justo: su derecho a vivir en paz y con dignidad.

Estamos saliendo a protestar en masa… todos juntos, con niños y abuelos; esta vez Chile y los chilenos no tienen miedo a levantar la voz y se harán escuchar…

Piñera ha proclamado algunos cambios pero definitivamente insuficientes.

Por ejemplo hizo cambios en su cartera de ministros, pero apenas movió a 8 y, de esos 8, a dos solo los cambio de una cartera a otra y se trajo a la intendenta de Santiago como portavoz de gobierno…

Es una burla… ¿Cuál es el verdadero cambio?


Esperamos acciones claras y concretas, más allá de cambiar las leyes o mover peones de su tablero de ajedrez, hay que cambiar la estructura y hacer una nueva Constitución.
Nos regimos por un sistema neoliberal durísimo que implantó Pinochet hace más de 30 años con reformas política económicas que nos llevan a las diferencias sociales que tenemos hoy en día y que desembocan en esta explosión social. No puede ser que exista un sistema previsional (privatizado en su momento por Pinochet) que nos saca el 10% de nuestros sueldos mensuales para que lo gestionen empresas que se llenan los bolsillos mientras nuestros viejos se mueren de hambre; las pensiones son más bajas que los sueldos mínimos,…

Esta vieja democracia diseñada solo para unos pocos debe terminar.
No hemos ganado nada aún, pero ESTO NO PUEDE PARAR….ayer en Valparaiso éramos más de 20000 personas, familias enteras con sus niños, abuelos…
Yo fui con mis hijas (que son hijas de un canario como ustedes del que me enamoré cuando vivía en Gran Canaria) y mi nieto Tomas; avanzamos pacíficamente varios kilómetros para llegar al Congreso, casi era una fiesta…y al llegar allí, sin mostrar ningún atisbo de violencia, nos recibieron carabineros con el Guanaco y lacrimogenas…

Cero respeto por los niños y los abuelos…

Frente a las justas protestas por un mundo desigual y precario para más de la mitad de los chilenos, el gobierno responde con un lenguaje de guerra y represión…

Esto es como echarle leña al fuego, la violencia solo genera violencia, y nosotros caminamos en paz.

Para mi familia canaria un abrazo apretado, gracias por solidarizar con esta causa tan justa y que es transversal a todos los pueblos.