Egos

Luciérnagas debieron ser,

inundando la noche

de luz y esperanza.

 

Luciérnagas debieron ser,

señalando el camino,

bordeando la senda.

 

Luciérnagas debieron ser

portando el ritmo

y la voz ajena.

 

Luciérnagas debieron ser,

más su brillo se opacó

al creerse la misma luna.

 

Inma Flores – 2017

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.