Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

     Posee alas blancas que con el viento danzan en la brisa de la mañana, posee la espada de fuego que atraviesa tu pecho, para recordarte que no hay sensación más cálida.

     Retorna impasible a su morada, cuando la tarea se ha visto terminada, volverá cuando le plazca, con gusto pagarás el precio de su don con la palabra, de abrir tu corazón y escuchar todo cuanto narra.

     Tan necesaria, tan simple y complicada, tan oscura y tan clara, hoy te bendice, te abandona mañana, pule tú talento y afina tus palabras, te dará lo que le pidas cuando le plazca, ella solo pide a cambio un alma enamorada de forma desinteresada.




Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.