La idea fue del por aquel entonces párroco de San José, Santiago Suárez, también conocido como Chago “El cura”, que se le ocurrió una forma difundir los productos de la tierra e invitar a la gente de fuera de Piedra de Molino a degustar lo que los distintos vecinos ofrecieran. Tuvo una acogida tan buena que incluso sacaron a San José con una manta de pastor por encima y un cachorro, y además se incluyeron representaciones teatrales. En Piedra de Molino se celebró durante dos ediciones, ya que fue cancelado por críticas de algunos vecinos debido a ciertos excesos de unos pocos visitantes.

Se retomó en 1985, pero dándosele un carácter más oficial, y en cuanto a al lugar de celebración, dejó de ser Montaña Alta para pasar al Casco.

Así se siguió celebrando hasta 1993, ya que a partir del año siguiente se decidió continuar con la fiesta, pero desdoblando la celebración. La primero de ellas a finales de abril en Montaña Alta y en el fin de semana siguiente en el Casco. Y a finales del siglo XX, se invirtió el orden de las dos sedes, comenzando en el Casco y acabando en Piedra de Molino.

[videopress CKYy7Qxu]

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.