Emotivo homenaje de despida a nuestro amigo y compañero José Antonio Bolaños Otarola

ArtículosRelacionados

Ayer, 19 de marzo de este 2021, fue un día difícil para todos los que lo conocíamos y también para los que trabajan y han trabajado con José Antonio Bolaños Otarola (Boli).

Arrancamos la mañana con mucho frio, no solo por el tiempo que hacía, sino por saber lo que iba a ocurrir durante ese día, íbamos a despedir a nuestro amigo y compañero Boli.

Como ya he comentado en infinidad de ocasiones, le conocí allá por el año 2015, ejerciendo nuestra labor con un desaparecido en mi vecina ciudad galdense.  Pero coincidencias de la vida, teníamos un amigo en común, su maestro David Hatchuell Hatchuell.

Precisamente anoche, David me volvía a recordar, muy emocionado, como empezaron los GIORS (Grupo Intervención Operativo de Rescate y Salvamento).

Yo particularmente, les “echaba una mano” en su página web, prensa, cartelería de búsquedas y unas cuantas cosas más. Espero y deseo seguir colaborando como hasta ahora. Pero inconscientemente me surge esta pregunta: “¿cómo me vas a llamar en lo sucesivo para hacer otro cartel de algún desaparecido, en este caso, en el cielo?”, me va a ser difícil Boli…

A las 17 horas, como estaba acordado, arrancaba la caravana desde el Estadio de Gran Canaria con todos los grupos de emergencias que quisieron participar, pero antes “Boli” salía, dentro de un vehículo fúnebre de color blanco, con las sirenas puestas, para recibir a sus compañeros que le iban a rendían honores.

Momentos muy emotivos… incluso cuando acercaron a la hija para despedir a su papá, que tengo la certeza que jamás las olvidará.  Todas las unidades: Protección Civil de varios municipios, Ambulancias de Provital (empresa en la que él prestaba sus servicios), Samur, Bomberos, Policía Local, etc. Todos hacían sonar sus sirenas e iluminaban el cielo con las luces destellantes de sus vehículos mientras arrancaba la caravana con el vehículo de los GIORS, siguiendo su hijo Pablo, miembro de esta ONG, que, con moto de rescate quiso hacerla rugir al llegar a la altura de su padre, y le seguían los demás grupos de emergencias.

Cuando el ambiente parecía estar un poco tranquilo, quisieron también rendirle homenaje los miembros del GES (Grupo de Emergencias y Salvamento), con uno de sus helicópteros, haciendo maniobras que simulaban el saludo al HÉROE. A continuación, no quiso tampoco perderse la oportunidad de rendirle honores el de Salvamento Marítimo.

Una vez finalizada la caravana en el Tanatorio San Miguel se procedió a la ceremonia de su cremación.

¡Descansa en Paz!… amigo y compañero.

Desde estas líneas quiero agradecer a los GIORS por permitirme formar parte de esta noble organización, de la cual espero y deseo seguirlo haciendo por el resto de mi vida.

Mi sincero agradecimiento a toda su familia por el cariño depositado en esta humilde persona, el cual es mutuo. ¡Aquí me tienen!, como siempre.

 

Fernando Malaxechevarría Suárez

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Comments 1

  1. Avatar Esteban says:

    Emocionado y merecido homenaje. Magnífico trabajo realizado en este artículo y reportaje, Fernando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *