Encuentros con… Juan Carlos de Sancho

ArtículosRelacionados

Decía Oscar Wilde que “No hay segunda oportunidad para una primera impresión”. Sin duda alguna esta no es una frase limitante pues lleva implícito la capacidad de crear nuevas primeras impresiones. La vida es una constante que impacta sobre el momento presente, frente al cual reaccionamos de diversas formas  y resultados dispares que nos permiten coexistir y avanzar en nuestro recorrido vital.  En este espejismo de impresiones me encuentro cada vez que  mantengo una conversación con el polifacético y entrañable amigo Juan Carlos De Sancho. 

Quizá una de las virtudes en las que trabajo diariamente es la de no juzgar, actitud imprescindible que permite una comunicación más abierta y menos condicionada por las clásicas etiquetas castrantes que impiden una escucha activa y plena. Escucha que te permite conocer más a fondo a la persona y su mensaje, pensamiento y enseñanzas.  Y es mucho lo que se puede aprender con el amigo Sancho. Su capacidad pedagógica en la comunicación producto de su actividad docente, le permite ofrecer diferentes perfiles adaptativos al foro que afronta, puede dar una conferencia sobre Benito Pérez Galdós en la Universidad de Boston, o hablar del pensamiento archipielágico y la literatura que se hace en Canarias, en lugares como México, Argentina, Egipto, Irlanda, Palestina, Chile, Italia, Costa de Marfil o Portugal, y al mismo tiempo crear diálogos filosóficos con un mono vestido de intelectual que le interroga con agudeza. Estamos ante un hombre con denso recorrido literario y quizá uno de los escritores Canarios que más ha estudiado la obra de D. Benito Perez Gáldos, al  que admira profundamente. Les invitamos a adentrarse en su personalidad y obra a través del reportaje y textos que les aportamos.



El siguiente texto está escrito por la protagonista de este ENCUENTROS CON… Juan Carlos de Sancho 

LA VIDA

La vida son muchas vidas, según cómo te lo plantees y puedas, claro. Según cómo te lo plantees quiere decir que no hay método en ella, es circular como la misma Naturaleza: Primavera, Verano, Otoño e Invierno.

La vida tiene estaciones y si lo piensas así sufres menos: aunque haya otoños e inviernos muy largos, siempre llegará la primavera; éste es un buen planteamiento para sufrir lo justo, no más.

Cuando digo como puedas me refiero a que cada uno vive su vida como puede y lo que las circunstancias le dejen hacer. Unos tienen más suerte que otros, más salud, más dinero y no siempre depende de la propia voluntad aunque es la voluntad la que puede impulsarte a vivirla con plenitud y sentido.

La vida no tiene sentido en sí misma, hay que dárselo para que parezca tenerlo, unos se lo dan creyendo en la vida eterna y otras piensan que la vida es todo lo que hay antes de morirte, o sea que acaba cuando te mueres. Para Galdós los seres humanos somos unidades fugaces.

Me gusta la idea de Nietzche de que vivir es inventar, no resignarse, no repetir, no ir al dictado de nadie. Es un misterio y de ese misterio salen dioses o sacerdotes indicando el camino. Que cada uno elija el suyo pero que el miedo a lo incierto no sea el hándicap que te obligue a ceder tu destino a un iluminado que siempre querrá sacar provecho, incluso mandarte a la guerra en nombre de un Dios hipotético e invisible.

Nadie sabe a ciencia cierta qué es la vida, podría ser una ilusión, un sueño. Creo que con amor se vive mejor, compartiendo su incertidumbre, dejando un buen rastro para los que vengan después. Una vida compartida es más vida, la soledad no es buena aunque algunos prefieren vivir la suya en un monasterio perdido en el Nepal. Creo que es bueno seguir la propia intuición y dirigirte si temor a ese lugar que te conforte, siempre desde la propia decisión.

En la definición de la vida cabe cualquier teoría y todas tienen parte de razón. Creo que cada uno de nosotros somos un fragmento de una eternidad que se diluye y desdibuja mientras pretendemos dibujarla o atraparla. Tal vez sea en el Arte donde podamos entenderla mejor, el Arte, la Otra Parte que nos explica.

CURRÍCULUM 

(Las Palmas de G.C, Islas Canarias, 1956). Escritor, editor, guionista e ilustrador.

Ha cultivado la poesía, el ensayo, la columna periodística, el guión documental y cinematográfico, la narrativa infantil, el microrrelato, la novela. Editor y antólogo internacional, dibujante de tiras cómicas e ilustrador de sus propios libros. Traducido a diversas lenguas, parte de sus escritos de pensamiento y estudios sobre su obra literaria han sido publicados en diferentes revistas especializadas de Irlanda, Portugal, Italia, Costa de Marfil, Benin,  Isla Mauricio, Francia y México.

Autor polifacético, ninguna manifestación artística ha escapado a su creativa imaginación. La Fiesta del Desierto, Las Unidades Fugaces, El Confital, Manuel Vázquez Montalbán en Memoria (prologado por José Saramago), El Tren del Infinito, El Paraíso Terrenal, Poema para transfigurar la mirada de los niños, Diccionario del Mono Leído, La Casa del Caracol, Isla Sombrero: Cuentos y Descuentos, Elogio de lo Invisible, Galdós Responde, Fábulas Improcedentes…forman parte de su extensa obra literaria.

En los últimos años asiste como ponente a diferentes Encuentros Internacionales de Literatura [México, EEUU (conferencia sobre Benito Pérez Galdós en la Universidad de Boston, Abril, 2019), Argentina, Egipto, Irlanda, Palestina, Chile, Italia, Costa de Marfil y Portugal] donde suele difundir la literatura insular y el pensamiento archipiélago. Ha recibido premios nacionales como guionista y literarios en Islas Canarias, donde reside habitualmente.

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *