Entrevista realizada por Inma Flores a Martín González Santiago (3ª Parte)

El próximo sábado  día 02 de marzo se celebra, en  el Club de Natación Metropole un Seminario de Autoprotección y Defensa Personal Femenina impartido por  Martín González Santiago,  experto en defensa personal, al que venimos haciéndole unas pequeñas entrevistas sobre este tema tan importante en la sociedad actual, donde constantemente escuchamos en las noticias cómo se producen ataques violentos a las mujeres, algunos de los cuales acaban, tristemente, con alguna vida.

NG: Martín, pronto habrá un nuevo seminario, justo el fin de semana anterior al día en el que se celebra el día de la violencia contra la mujer. ¿Cuántas personas han solicitado ya plaza en el próximo seminario?

MGS: Ahora mismo hay inscritas unas 130 mujeres y hemos tenido que de momento dejar fuera unas 30. Deberán de inscribirse pero tienen preferencia frente al resto por ser estrictos con el orden de inscripción.

NG: Además de  la asistencia al Club de Natación Metropole  ¿quiénes no puedan acceder a ello pueden también recibir algunos consejos a través de esta entrevista?

MGS: Por supuesto, siempre vienen bien unos consejos básicos de autoprotección que ayuden a elevar nuestro nivel de seguridad con unas pautas muy sencillas.

NG: Cómo experto y referente en Seguridad y Protección Integral ¿Qué objetos deberíamos o no llevar en el bolso que nos ayude a defendernos en el caso de que nos intenten agredir? ¿Qué no debemos nunca llevar?

MGS: En el  bolso deberíamos llevar siempre una pequeña linterna para iluminar entradas o sitios oscuro como garajes, portales, etc., de esta forma, podremos ver, e incluso, deslumbrar a un posible agresor, pero ojo, también podremos delatar nuestra posición a cualquiera que esté escondido.

Portar o tener un spray debidamente homologado para ser utilizado cuando sea preciso. En cualquier caso, si lleváramos un spray de pimienta, debemos de sacarlo del bolso en las distintas transiciones o pasajes, me explico, cuando salga del domicilio a la calle, cuando vaya a entrar al portal, cuando entre al ascensor o salga del mismo, cuando vaya al garaje hasta que entre al vehículo y lo cierre, cuando salga del mismo, etc.

En esos momentos, en esas transiciones o pasajes de nada sirve en el bolso. Cuando más vulnerables somos es a la entrada y salida de nuestros domicilios. En las manos siempre, siempre debemos de llevar las llaves porque, con ellas podemos atacar puntos vulnerables y golpear en zonas que nos permitan huir rápidamente del lugar de la agresión y pedir auxilio.

Si existiese alguna duda de alguien cerca del portal, no entrar nunca, dar la vuelta y no entrar, avisar por el móvil para que nos acompañen. De la misma manera, en los ascensores siempre hemos de colocarnos en el lateral de la botonera, es decir en el panel de control del ascensor y lo más cerca posible de la puerta.

NG: En el supuesto de que estemos acercándonos a nuestro vehículo en una zona poco transitada, oscura, o bien donde nos pueda sorprender alguien y darnos un susto, ¿es conveniente llevar algo en la mano, o dentro del bolsillo,  a lo que podamos acceder en segundos?

MGS: Lo mismo que lo descrito anteriormente, las llaves en la mano y si fuera posible un spray de defensa.

¡Lo que sí que no debemos de hacer, nunca hemos de tener las manos en el interior de los bolsillos! Esto mermaría considerablemente nuestra capacidad de respuesta y de defensa ante cualquier agresión.

NG: ¿Con una barra de labios dentro del puño se podría tener más fuerza al defendernos?

MGS: No, con una barra de labios no se tiene más fuerza en el golpe para defendernos, lo que si es cierto es que es muy útil para que el puño no se deforme y sea más compacto durante el golpe, al igual que también nos vale para defendernos atacando puntos vitales.

NG: ¿Debemos circular siempre con las puertas del vehículo bloqueadas?

MGS: De forma genérica sí, con el objeto de evitar que pueda acceder al interior y que nos puedan hurtar cualquier pertenencia y , lo que es más peligroso, que puedan subirse en un semáforo en el interior del vehículo y robarnos, e incluso, ser víctima de una detención ilegal o de un secuestro. Yo he gastado alguna broma a algún amigo al subirme en el sillón de atrás sin que me vea en un semáforo por este mismo aspecto y cuando arranca decirle, “la próxima vez pon los seguros cuando estés en marcha, yo soy tu amigo, en otra ocasión otra persona podría no serlo”.

Otro detalle importante a tener en cuenta es cerrar convenientemente el vehículo en las gasolineras o cualquier área de servicio o descanso cuando vayamos a ir a pagar y no dejar nunca las llaves en el interior en ese lapso de tiempo. Robos de ese tipo, con el depósito lleno después de repostar se producen mucho más de lo que la gente imagina.

NG: ¿Puede mostrarnos algunas fotos o algún vídeo donde podamos ver qué zonas son más vulnerables en quienes pretendan atacar y haciendo uso de ellas poder tomar algo de tiempo para correr y pedir auxilio?

MGS: Por supuesto, hay uno en el que se ven algunos puntos vitales aunque tiene un enfoque policial, pero se lo adjunto:

NG: Si nos sentimos en peligro y debemos correr, ¿es mejor pedir auxilio, gritar «socorro» o mejor cualquier otra acción?

MGS: Lo importante es gritar llamando la atención de cualquier ciudadano para que nos ayude, o en su defecto, que pueda llamar a solicitar auxilio al 112, al 091, al 062 o al 092. Si el miedo no nos bloquea gritar “fuego, socorro, fuego” hace que la gente aún se pare más a mirar por ese “efecto mirón” que si gritamos “ayuda, socorro”, mucha gente tiene miedo y puede no colaborar. Me parece adecuado apuntar en este foro que todos estamos obligados a auxiliar, a ayudar a alguien que pueda estar en peligro. No hacerlo puede llevar la imputación del tipo penal de Omisión del Deber de Socorro. No hace falta si no se tienen los recursos o la formación adecuada intervenir directamente, pero llamar a la policía, gritar que está en camino una vez avisados, es no incurrir en el mencionado tipo penal y ayudar a una persona que lo necesite. Es importante pensar que se puede tratar de uno de nosotros, de un familiar,  y a todos en caso de necesidad nos gustaría ser auxiliados ante cualquier tipo de peligro.

Incurrir en el delito de Omisión del Deber de Socorro lleva aparejada penas de multa e incluso puede conllevar penas privativas de libertad según el caso o el artículo que sea de aplicación, esto es, pena de prisión.

NG: En caso de percatarnos de que nos van a atacar, ¿si llamamos a algunos de los teléfonos de emergencia se quedaría grabado lo que se hablase delante de nuestro móvil?

MGS: Efectivamente, las llamadas a los números de emergencia quedan todas registradas y, en una ulterior investigación, cuando se judicializa el caso, sirven para arrojar luz de cómo han ocurrido los acontecimientos. La Autoridad Judicial siempre puede ordenar su remisión al juzgado para la investigación de los hechos.

NG: Ahora vamos a suponer que quedamos con un ex, con alguien que hemos conocido no hace mucho tiempo y que nos invita a salir, o cualquier persona  y que por alguna circunstancia hemos de desplazarnos juntos en un vehículo, ¿Cómo reaccionar si nos percatamos de que podamos estar en peligro? ¿Y si fuésemos conduciendo nosotros?

MGS: No hay un patrón de conducta porque cada circunstancia es distinta y la misma puede fluctuar, cambiar en un sentido u otro. En cualquier caso, de forma preventiva si intuimos algo, no subir al vehículo, y no quedar con alguien del que desconfiamos. De la misma manera las llaves, como bien se ha apuntado anteriormente, han de estar en la mano para atacar puntos vulnerables de la cara y cuello. Si tuviésemos el spray pimienta tenerlo al alcance y en la mano, al igual que conectar el móvil y marcar un número de emergencia,  dar datos y dejar grabando lo que está pasando.

Es importante no forcejear con el vehículo en marcha, conduzca la otra persona o nosotros. Sólo si fuese necesario en una detención del vehículo, controlar el cierre de las puertas, desengancharnos el cinturón de seguridad, etc. Pero siempre con el coche parado para evitar un accidente de mayores consecuencias a lo que queremos evitar.

En cuanto a si conducimos nosotros dependerá siempre de nuestra pericia conduciendo, desenganchar mientras aceleramos el cinturón de seguridad del agresor y frenar de golpe, es una opción, para después abandonar el vehículo y pedir ayuda, pero siempre para personas que hayan hecho cursos o formación en conducción de seguridad, así como otros tipos de conducción más especializadas.

NG: Al coger un vehículo público, en especial a los  jóvenes que a la salida de una sala de fiestas suelen tomar un taxi, ¿haría alguna recomendación especial?

MGS: Nunca ir solos, coger la matrícula y la licencia del vehículo y mandarla por whatsup, e incluso, llamar a un familiar una vez en el interior y dar los datos, no debemos de tener ningún tipo de rubor al respecto, se trata de seguridad personal, y no con ello estamos cuestionando al colectivo. Garbanzos negros siempre hay en todos lados. De la misma manera, controlar el trayecto y si hay algún desvío de la trayectoria indicada en relación con nuestro destino final.

NG: Si nos sentimos en peligro, bien por temer un ataque directo de alguien o porque están merodeando a nuestro alrededor con algún vehículo, ¿en qué debemos fijarnos por si tuviésemos que poner una denuncia?

MGS:Alejarnos del lugar y comprobar que ya no nos siguen tras apuntar la matrícula y características del vehículo, una foto con el móvil también es suficiente y remitirla a un familiar por mensaje o whatsup.

Es importante fijarse en si el vehículo está parado, si está en marcha, el tipo o modelo, si es furgoneta o no, si existe un copiloto o algún acompañante en el vehículo sospechoso, si está bien o mal aparcado, en fin todos aquellos detalles. De noche con las luces apagadas nos hará sospechar más porque intenta pasar desapercibido. Controlar si merodea en varias ocasiones o días sucesivos para incrementar nuestro nivel de alerta.

Es importante cambiar las rutinas de salida y entrada en el domicilio en lo que respecta a los horarios, adelantarlos o atrasarlos, al igual que cambiar los itinerarios y no seguir siempre el mismo camino.

Somos vulnerables a la salida y entrada en los domicilios porque es muy fácil que puedan hacer una vigilancia camuflados con el entorno para coger nuestros hábitos de vida, con quién entramos, salimos, si vivimos solos, etc.

Una buena práctica es mirar por la ventana antes de salir y ver que todo está correctamente, así como antes de salir del portal.

Una cuestión a destacar es que no debemos de ir por la calle hablando por teléfono, o escribiendo whatsup, (al menos en lugares solitarios o de gran concurrencia de personas, en zonas de especial peligrosidad, en transiciones, etc., eso hace que nuestro nivel de alerta caiga y podamos ser fácilmente atacados con lo que nuestra reacción no va a ser la adecuada para huir o defendernos del peligro.

NGC: Muchas gracias de nuevo Martín por facilitarnos toda esta información que nos ha llegado ya a través de las tres entrevistas y que sin duda nos hará estar más atentos a lo que pueda suceder a nuestro alrededor.

Dejamos aquí varios enlaces relacionados con la Defensa Personal, al igual que en las anteriores ocasiones, por si desean más información al respecto.

Página de facebook:

https://www.facebook.com/bushi.gonzalezsantiago

https://www.facebook.com/proyectopepo/

Página de Linkedin:

https://www.linkedin.com/in/dr-mart%C3%ADn-gonz%C3%A1lez-y-santiago-2b501282/?originalSubdomain=es

Canal de Youtube:

https://www.youtube.com/channel/UC1-EeiA1-BiPgcjpTEi3Ljg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor entre su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.