Entrevista realizada por Inma Flores a Martín González Santiago (4ª Parte)

Como ya hemos recordado en la entrevista anterior, el próximo sábado  día 13 de abril se celebra, en  el Club de Natación Metropole un nuevo Seminario de Autoprotección y Defensa Personal Femenina tras el celebrado el pasado día 2 de marzo impartido por  Martín González Santiago, Maestro Internacional y Maestro Entrenador Nacional de Artes Marciales, y Defensa Personal Policial, Defensa Personal Civil y Kobudo Policial al que han solicitado asistir casi dos centenares de mujeres, pero solo habrá plaza para las primeras 100 que lo solicitaron. El resto quedarán emplazadas para los siguientes cursos.

Hoy continuamos con una cuarta entrevista a este profesional que además es experto en Técnicas Policiales, Seguridad, Protección de Datos, Protección Integral y Prevención de Riesgos Laborales, así como Técnico Especialista en Criminalística.

NG: Martín, el próximo sábado día 13 de abril tenemos ya un nuevo seminario, y para poder realizarlo es necesaria la colaboración de varios de sus  alumnos aventajadas. En un mundo donde todo el mundo va “a lo suyo”, ¿es muy difícil que personas tan bien preparadas se ofrezcan para ayudar a los demás?

MGS: La verdad es que no puedo hablar por otros, en realidad no creo que sea difícil si se cree en ello, lo que sí es cierto es que lo que hay que buscar son los huecos, compatibilizarlo todo: trabajo, tiempo de ocio o tiempo libre, familia, etc., pero realmente la satisfacción es tan grande que, sin duda alguna, todo esfuerzo que se haga valdrá la “alegría” y no la pena.

NG: Además de  este curso de defensa personal para mujeres, también ha impartido seminarios encaminados a evitar el acoso escolar,  por ejemplo, ¿tiene algún otro curso similar previsto próximamente?

MGS: Efectivamente,  hemos dado formación o seminarios encaminados a ayudar a los niños que son objeto de acoso escolar o bullying. El próximo curso contra el acoso escolar será el sábado 4 de mayo. Recordamos que también esta formación es gratuita, en cualquier caso ya publicaremos el cartel del seminario.  Este taller también va dirigido a los padres que podrán acompañar a los hijos que se inscriban.

NG: ¿A qué edad aconseja que un niño o niña comience a formarse en un gimnasio donde se practiquen artes marciales o de defensa personal?

MGS: A partir de los cinco o seis años es una edad adecuada. En cualquier caso lo importante es proporcionarle al niño un abanico amplio de posibilidades, no sólo de artes marciales, sino de otro tipo de actividades para que su riqueza motriz aumente. Esas actividades han de ser impartidas en edades tempranas a través del juego en el que se puedan ir automatizando las habilidades motrices básicas y específicas para la práctica de las Artes Marciales. Más importante que el “gimnasio” o el Dojo en el que se inscriba al niño es comprobar el sistema que sigue el profesor, su formación, la didáctica y la pedagogía que desarrolla en el proceso de la enseñanza de la disciplina es la adecuada para formarlo adecuadamente.

NG: Dice el refrán que es mejor prevenir que tener que lamentar, ¿después de las noticias aparecidas en los últimos meses, relacionadas con violencia de género, ha habido más inscripciones en estos Seminarios y en las clases de defensa personal en general?

MGS: Inma, desgraciadamente, así es. Todas las luctuosas noticias que nos llegan hacen que cada vez más se inscriban un mayor número de mujeres en estas acciones formativas que de manera altruista y desinteresada ofrecemos. Es una obviedad pero hay una necesidad real. Una necesidad de que la mujer se sienta segura con este tipo de conocimientos. Siempre digo que este tipo de respuestas reactivas no serían necesarias si desde el colegio se diera una educación temprana en conceptos de igualdad y respeto a la mujer. Tantos planes que se incluyen en las distintas leyes educativas y se obvian este tipo de cuestiones y si se implantan, viene otro gobierno y tumba la curricula sin que pueda desarrollarse para poder coger sus frutos con el paso de los años. Como esto no se hace, mientras tanto, este tipo de disciplinas, de técnicas para protegerse son una necesidad real, porque desgraciadamente son muchas las mujeres víctimas de maltrato, de agresiones sexuales, de violencia de Género, de Violencia Doméstica, además de otras tantas que son asesinadas por la condición de ser mujer.

NG: ¿Hay algunas horas determinadas en las que se producen más ataques del tipo que se está tratando en el Seminario que se va a impartir el próximo día 13?

MGS: Todo depende del día, días festivos en el que no haya mucha presencia de gente en la zona o área. Pero en cualquier caso, en horas nocturnas o de madrugada, siempre en zonas desiertas en las que la víctima si grita es casi improbable que pueda pedir auxilio. En cualquier caso, no siempre se sigue un mismo patrón en una agresión, aunque si hay circunstancias que son comunes y, es que, si el agresor se sabe que va a ser descubierto o detenido pospondrá su acción o elegirá a otra víctima.

NG: En estas fechas de Carnavales, donde alguien que desee realizar una mala acción se puede encontrar “protegido” por un disfraz, ¿aconseja algo en especial, principalmente a las personas más jóvenes?

MGS: Es cierto, en carnavales se dispara la realización de ilícitos penales, todo ello porque el agresor pierde su anonimato, (o cree perderlo), como bien apuntas tras ese disfraz que hará más complicada su identificación.

Los consejos que reitero son aquellos que se han apuntado en otras ocasiones: elevar nuestro nivel de alerta al salir o al entrar al portal, al entrar o salir del ascensor, al entrar o salir del garaje y del vehículo, así como en los transportes públicos. Tener cuidado con vehículos en marcha estacionados cerca de nuestras viviendas. Salir con alguien que no beba y que pueda ser consciente de cualquier aspecto que pueda comprometer nuestra seguridad. Dar información puntual de dónde vamos, de dónde estamos, de si nos vamos y a dónde nos vamos, así como el vehículo que cogemos de regreso al domicilio. Desconfiar de extraños, así como no perder nuestra copa de vista y no ser drogados con sustancias como la burundanga entre otras sustancias. Desde aquí animo a leer la anterior entrevista en la que se apuntaron una serie de consejos que no deberían de pasarnos desapercibidos.

NG: ¿Qué artículo no nos puede faltar, a mano, en el caso de tener que defendernos ante un ataque inesperado?

MGS: Repetiré hasta la saciedad, si me lo permites, que las llaves. Son objetos metálicos, contundentes, que debidamente utilizados, bien golpeando o presionando los distintos puntos vulnerables pueden ser efectivos para escapar del lugar y pedir ayuda. Son elementos que pasan inadvertidos, tal y como aquellas mujeres que van a los distintos cursos pueden comprobar y ahora son conscientes de su eficacia.

NG: El spray de pimienta, ¿es conveniente llevarlo en el bolso o en la mano?

MGS: Siempre es conveniente llevarlo en el bolso, salvo el speed fire, que puede llevarse junto con las llaves y en ese caso siempre ha de llevarse en la mano. El resto de sprays siempre ha de estar en el bolso salvo en las distintas transiciones, es decir, cuando entro o salgo de casa, cuando entro o bajo del coche, ascensores, garajes, etc.

NG: El teléfono 116 es el teléfono en el que se atienden a mujeres víctimas de violencia de género ¿Cree que es conveniente el uso de ese teléfono para denunciar o en el supuesto de que pueda hacerse a través de una comisaría, acudir a ella?

MGS: Ese teléfono es el que hay que utilizar siempre que se es víctima de violencia; debemos de llamar sin miedo porque no deja rastro en facturas, etc., pero en cualquier caso, siempre hay que acudir a cualquier comisaría o puesto de la guardia civil. Debemos también aportar todos los datos que puedan ser fundamentales como elementos probatorios, informes médicos, etc. Además, el hospital lo pondrá en conocimiento a la Autoridad Judicial a través de los distintos partes judiciales de los distintos servicios de urgencias hospitalarios, tras haber sido atendidas las víctimas en estos servicios.

Me parece muy adecuado compartir el siguiente enlace como bien apuntas. http://www.violenciagenero.igualdad.mpr.gob.es/informacionUtil/recursos/telefono016/home.htm

También se ha creado un teléfono para personas con discapacidad auditiva o de habla, el 900 116 016

NG: En el supuesto de que, lamentablemente, haya habido una agresión, ¿qué es lo primero que tenemos que hacer? ¿A dónde nos dirigimos antes, a un centro sanitario o a la policía?

MGS: Todo eso será relativo en función de las lesiones que se deriven de la agresión y en el estado en el que nos encontremos. A veces la asistencia sanitaria es prioritaria, en cualquier caso, se activará el protocolo al respecto, bien por el hospital o bien por las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que nos presente el debido auxilio.

Lo primero que deberemos de hacer es intentar mantener la calma, no lavarnos ni cambiarnos para que se puedan coger el mayor número de vestigios de carácter biológico del agresor. De la misma manera fijarnos en cuantos detalles podamos retener: complexión del agresor, vestimenta, cicatrices, tatuajes, acento, color de ojos…, en fin, cuantos datos podamos en un momento de máxima tensión coger. Pero reitero, lo importante es mantener la calma, huir si podemos huir y si no aplicar el sentido común, defendernos con resolución cuando tengamos una oportunidad con una posible vía de escape para solicitar ayuda de manera inmediata.

NG: ¿Un menor ha de ir acompañado de sus padres o un adulto o puede dirigirse directamente a presentar denuncia?

MGS: En líneas generales el menor ha de ir acompañado de sus padres, tutores o curatores para presentar la denuncia correspondiente. En el caso de que los agresores sean los padres podrá ir solo a las distintas dependencias policiales y le recogerán la denuncia.

NG: ¿Qué debemos hacer si vemos que una persona está violentando o atacando a otra, sin ponernos nosotros también en riesgo?

MGS: Es importante prestar auxilio y no denegarlo para no incurrir en el tipo penal de “Omisión del deber de socorro”. No hace falta ponernos en peligro, llamar al 112 y comunicar con detalle lo que está sucediendo es suficiente, así como gritar que la policía está en camino con el objeto de disuadir al agresor. Es importante también servir de testigo cuando se ponga en marcha todo el procedimiento. Es una cuestión de civismo y de humanidad no mirar para otro lado. Nunca se nos exigirá actuaciones para las que no estemos preparados, pero avisar, pedir ayuda, es lo mínimo.

NGC: Muchas gracias, Martín, por sus amables respuestas a nuestras dudas y por darnos esos consejos de expertos que a veces puedan parecer evidentes, pero que si no se piensa en ello, si llegase el momento, podemos quedar paralizados por el miedo y es más fácil actuar si previamente nos hemos enfrentado a esa situación aunque sea de forma  hipotética.

Como viene siendo habitual, les dejamos aquí varios enlaces relacionados con la Defensa Personal, por si desean más información al respecto.

Página de facebook:

https://www.facebook.com/bushi.gonzalezsantiago

https://www.facebook.com/proyectopepo/

Página de Linkedin:

https://www.linkedin.com/in/dr-mart%C3%ADn-gonz%C3%A1lez-y-santiago-2b501282/?originalSubdomain=es

Canal de Youtube:

https://www.youtube.com/channel/UC1-EeiA1-BiPgcjpTEi3Ljg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor entre su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.