17.1 C
Guia
viernes, octubre 18, 2019

"La Pobreza"

Todas las manifestaciones que avisan, advierten y hasta exigen una solución para la pobreza son realmente encomiabas, en especial, en los lugares o en los tiempos en los que la pobreza es severa.
¡El bien no justifica los medios! Hay quien insulta por defender algo bueno. Pone ejemplos reales y verdaderos – que pueden ser acordes o no al tema tratado – y, a continuación, insulta, falta a la fama. Este comportamiento, lógicamente, es consecuencia de una mezcla curiosa: mala educación y buena voluntad.
El insulto jamás tiene valor: nunca es fundamento de nada y nunca es defensa de un argumento, por muy buena voluntad que se tenga.
Las personas que reclamamos, manifestamos y exigimos una solución – que la hay – a la pobreza, ¿participamos educadamente y con nuestros medios – con un tanto por ciento de nuestros ingresos, por ejemplo – para paliar la pobreza?
Pues puede darse el caso de quien se indigna con la pobreza y echa la culpa a los demás, ¡pero no aporta nada!, ¡solo sus quejas!
Quien manifiesta, reclama y no participa educadamente y con sus ingresos, no tiene la menor autoridad para exigir nada.
Hablar y decir es muy fácil y queda uno muy bien.
¡La queja es una evasión, no una solución!
Hacer, hacer y volver hacer es la única solución.
Aportar, aportar y aportar es la única solución.
Participar honestamente es la única solución.

La pobreza no se elimina solo con la queja.

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.