12.1 C
Guia
martes, noviembre 12, 2019

 Fallece a los 86 años, Ramón Castellano Padrón, Pintadera de Oro de la Ciudad de Gáldar

Este jueves Gáldar conocía la triste noticia del fallecimiento de don Ramón Castellano Padrón a los 86 años de edad. Muy apreciado y conocido en el municipio por ser un gran pastelero y por fundar la emblemática dulcería y heladería Castellano, el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, le recordaba hoy y rememoraba cuando en 2014 le hizo entrega de la Pintadera de Oro de la Ciudad en reconocimiento a toda una vida dedicado a su oficio en esta ciudad. Sosa quiso expresar sus más sentidas condolencias por esta sentida pérdida a toda su familia. Su capilla ardiente se encuentra instalada en el Tanatorio de San Isidro y este viernes, tendrá lugar su entierro, a partir de las 11.45 horas, cuando será trasladado a la Iglesia de Santiago para la celebración de la Misa Funeral y seguidamente al cementerio de San Isidro. Descanse en Paz.
Ramón Castellano Padrón nació en Santa Mª de Guía el 6 de enero de 1933, fruto del matrimonio formado por Carmen Padrón y Gregorio Castellano (conocido contratista de su época en Guía como Maestro Boro). Es el sexto de ocho hermanos. Su infancia y juventud se desarrolló en Santa María de Guía hasta que en el año 1959, tras contraer matrimonio con Josefa Sánchez Molina, deciden ubicar su residencia en la Ciudad de Gáldar.
Desde muy joven sabía que su vocación era la pastelería, aunque su primer contacto con el mundo empresarial fue la apertura de un establecimiento de confección textil en la antigua calle Párroco Romero de Gáldar, en la cual estuvo seis años, y que compaginó con elaboraciones caseras de lo que realmente era su pasión “ la pastelería”.
Por diversos motivos decide abandonar el negocio de confección textil y dar el paso e incorporarse en la pastelería Villareal de Las Palmas de Gran Canaria, en la cual fue adquiriendo la experiencia y conocimientos necesarios, hasta que en el año 1972, decide montar su primera pastelería en Gáldar en la calle Guillén Morales nº 7, en un pequeño local que iba ser su reencuentro empresarial con la Ciudad de Gáldar.
En 1977 traslada el negocio a la calle Guaires, en la cual estuvo durante once años, en el número 27 de la citada calle, regresando a la calle Guillen Morales número 1 donde hasta la fecha sigue el negocio que fundó con el nombre de «Pastelería y Heladería Castellano”.
 
 

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.