El primer calor humano
fue en tu vientre, acurrucada
cerca de tu corazón.

Esa primera mirada de amor
también de miedo futuro,
todas esas dudas tenues que se siembran
pues te sientes responsable de otro latir.

Los días, meses, semanas, años…
todo ese tiempo inconcluso
donde siempre somos chicos
y nos llenas de consejos
arrullos y sueños, madre.

Recibe hoy mi felicitación
por tu coraje y entrega
por dejar atrás tus sueños
en busca de los nuestros,
por todas esas semillas
que nos sembraste: amor,
constancia, lucha, fuerza,
valentía, respeto, cariño,
curiosidad, empatía…

Muchas felicidades en tu día, madre
porque parirme fue hermoso,
pero lo que realmente nos une
es todo este amor compartido,
día a día, noche a noche,
entre besos y consejos,
llamadas de atención y abrazos de algodón,
que han creado ese lazo incandescente
que nos unirá a través de los años,
de los cielos, del tiempo.

Con solo cerrar los ojos
siento esa calidez,
la de tu abrazo, estés donde estés,
porque vives siempre en mi corazón.

Inma Flores ©

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.