Artículo Publicado en este medio el 20/12/2018 y que hoy queremos recordar.

A Fernando Malaxechevarria en especial, y a los hombres y mujeres llegados desde Galicia y que han hecho de Canarias su segunda patria.

“GALLEGOS no dejéis de asistir a la magna asamblea de constitución de la Casa de Galicia en esta capital, que tendrá lugar mañana, domingo, a las once de la mañana, en los salones del Circulo Mercantil (Plaza de San Bernardo)”. Ésta fue la llamada que el sábado 17 de marzo de 1951 hacía la colonia de hombres y mujeres de Galicia que al día siguiente comenzaría una andadura de unidad e implicación hacia esta tierra a la que tan unidos se sentían y que deseaban fortalecer con este gesto.

La Comisión Gestora formada aquel domingo estaba presidida por el funcionario de Hacienda Ignacio Viétez de Soto, que tan sólo tres días más tarde, el 21 de marzo, empezaba la primavera visitando con el secretario Tomás Rodríguez al gobernador civil José García Hernández para presentar respetos e iniciar caminos, con ese decoro tan suyo que los de Galicia saben poner en lo que hacen. Además ya pedía la comisión que a la mayor urgencia posible se les remitieran los boletines de inscripción para dar esos primeros pasos con la corrección debida. Pundonor gallego.

Ante lo mucho escrito, opinado y debatido sobre los gallegos, gallegas y su Casa; y su presencia -relevante, significativa y sentida- en la sociedad grancanaria, no puedo más que felicitar a los que han hecho posible este fenómeno social que es la “Casa de Galicia” y el que nuevamente vuelva a estar presente en un lugar concreto, en ese edificio, tristemente cerrado desde el incendio de junio de 2014. Y analizar brevemente aquel primer año que fundamentó lo que en las siguientes décadas vino de una forma imparable.

El 24 de julio de aquel mismo año la apertura de la Casa se iniciaba a las 10 de la noche con un programa extraordinario a través de Radio Las Palmas, dedicado a Galicia y a Santiago Apóstol y al día siguiente, misa con orquesta y panegírico a cargo del reverendo Salvador Sierra Muriel en la iglesia de San Antonio; y al mediodía inauguración oficial en su primera ubicación de Canteras, 11; con la entrega de los primeros nombramientos de socios de honor para José García Hernández y Miguel Rodríguez Fonseca, Gobernadores Civil  y Militar de Las Palmas respectivamente.

Años más tarde, pasaría a su sede famosa de la calle Salvador Cuyás al ocupar el edificio de la fábrica de tábacos La Regional, que allí instalaría el industrial José Herrera Talavera, emancipado unas décadas antes de su puesto en el taller de Santiago Caballero Cabrera; y que  fundó su propia fábrica en sociedad con José Pérez y Antonio Bolaños. Después de pasar por manos de otros tabaqueros acabó en la de los gallegos y gallegas que la transformaron en lo que fue hasta el 2014 y volverá a ser desde este mismo mes.

Pero aquel año de 1951 no podía terminar para todos aquellos fundadores de una forma tan sencilla. Son los hombres y mujeres de Galicia, gente de no fácil contento si ven cosas por hacer. Tal como recordara hace unos años el que fuera también presidente de la Casa, Ricardo Villares; el 3 de noviembre de 1951, “a propuesta de don Manuel Montenegro, se acordó por unanimidad abrir una suscripción entre todos los socios de la casa, con el fin de recaudar fondos para adquirir juguetes, golosinas, ropas y alimentos para regalar a los niños pobres hijos de gallegos residentes en Las Palmas de Gran Canaria; y si fuese posible, también a todos los niños acogidos en el Asilo de San José y a los ancianos del Asilo de los Desamparados, para ser entregados el día 6 de enero, festividad de los Reyes”. La Casa de Galicia acababa de crear la Cabalgata de Reyes de la ciudad, de toda Gran Canaria; el acto con el que miles de niños y niñas de esta tierra hemos empezado a creer en los Magos de Oriente. Los gallegos nos lo trajeron.

Por eso, y por mucho más que la Casa de Galicia ha hecho por Canarias, este olvido lamentable de los últimos años ha sido subsanado y las visitas de Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria,  expresando que el apoyo económico para hacer posible su reapertura estaba más que justificado porque aunque “la Casa de Galicia nace para no perder sus orígenes, se han integrado de manera extraordinaria y hacen laboras solidarias extraordinarias, les debemos la cabalgata, y una recogida de juguetes que ha calado en el sentir de la ciudadanía” o las manifestaciones de Pablo Rodríguez, vicepresidente del Gobierno de Canarias en el sentido de que “la entidad gallega ha conseguido convertirse en un referente en Gran Canaria, con numerosos premios y reconocimientos recibidos a lo largo de más de 60 años de historia, destacando también por atender a las solicitudes de ayuda de asociaciones de vecinos y parroquias de toda la isla”, dejan bien claro ya de una vez el debido y comprometidon apoyo de nuestra gente a quien tanto ha trabajado y ha hecho por nosotros durante décadas.

El buen amigo y buscador de cruces escondidas en barrancos y montañas de la isla, Albino Aneiros, como actual presidente de Casa de Galicia dice que “el objetivo de relanzar la institución adaptándola a los nuevos tiempos, de forma que además de su labor solidaria se convierta en un auténtico centro cultural que potencie la cultura gallega y fomente el encuentro entre los gallegos y los canarios”. El vicepresidente Braulio Míguez afirma complementando lo anterior que  “la Tarta de Santiago con almendras de Gran Canaria o el pulpo a la gallega con producto sahariano” serán la muestra de esta unión entre Canarias y Galicia junto a las aguas de Las Canteras. Yo, que he podido disfrutar del afecto de esta Casa que me ha honrado con su distinción, les digo que ambas cosas son compatibles. ¿Quien no recuerda aquellas extraordinarias comidas en su restaurante?

En el acto de reapertura de esta verdadera institución de Canarias el 14 de julio del presente año, Galicia lo hizo a lo grande con Alberto Núñez Feijóo, el presidente de su Comunidad, y el grupo de gaitas Asubíos de Portocedeira.

Representación institucional, promesa del retorno de buenos yantares, hermosa música, y una implicación total con nuestra sociedad..¿se puede pedir más?

Reitero nuevamente…pundonor de hombres y mujeres de Galicia que no saben hacer las cosas a medias.

José Luis Yánez Rodríguez

Cronista Oficial de Teror.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *