ArtículosRelacionados

Sólo hace una semana
que empezó nuestro destierro
y ya están como cencerros
los que salían…”mañana”

Hasta un perro encadenao
mantiene mayor cordura
al hacer las conjeturas
sobre si está sano o chiflao.

¡Porque es falta de costumbre!
Nada más y nada menos
¿Qué he hacer un día entero
sin salir de la techumbre?

Si voy al supermercado
a comprar el agua y pan
me forra en papel albal
un señor malhumorado

Si yo doy los buenos días
se miran despavoridos
y gritan con alaridos
que tengo todos los síntomas

Para no crear alarma
salgo ya de noche oscura
para tirar la basura
de todo un día en mi casa

Y con bolsas en las manos
yo escudriño por las calles
sin que mis ojos se hallen
con perro, gato o humano.

Si esto dura mucho o poco
yo no lo sé con certeza
pero me da en la cabeza
que del virus nos libramos
pero de aquí al carnaval
del dos mil y veintiuno
va a estar ya saturada
de tristezas y ansiedad
con largas listas de espera
la Unidad de Salud Mental

José Luis Yánez
Cronista Oficial de Teror

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *