Horas  huecas

Amar la noche

el alba, la mañana,

el cielo azul

reflejo de quimeras,

el sol del mediodía

repleto de los sueños

que aún quedan por cumplir.

Amar la tarde,

el cielo enrojecido,

arrebol

 reflejado en tu piel

para luego cerrar el párpado

poder sentir la paz

del crepúsculo

que llama a la entornada puerta

del olvido.

Inma Flores ©

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.