197 Visitas

Valora este artículo
5/10

Aún queda resonando en mi interior
el aroma costero
del pueblo de mi infancia.
Olor a mar y sal
entremezclado
con el de los claveles
que lucían, radiantes,
en la recova.
Olor a papa nueva,
a guayabo maduro,
a la uva de otoño
llamando seductora
la atención de los iris.
Mágico olor
a la alegre papaya,
pudorosa ante el ojo entrometido.
A dulce de membrillo,
a pan caliente todavía,
a mojo de aceitunas,
a la abuela que compra
para el sancocho
un magnífico cherne…,
a la infancia pasada, ¡feliz
de mi feliz infancia!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se Eliminará del sitio antes de ser publicado.
  • Todo aquel que reitere en seguir intentando comentar ofensivamente será BLOQUEADO del servidor 

Rogamos sean coherentes y educados en sus comentarios.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.