99 Visitas

Valora este artículo
5/10

Con mis nueve años no entendía porqué mi madre estrujaba  aquellas  mariposas blan- cas   cuando se posaban en las coles y en los tomateros que  habíamos  plantado  hacía  algún tiempo y yo le gritaba que  dejara  de hacerlo que no debía  matar a esos insectos tan  bellos  tan  frágiles e inofensivos y que no hacían  ningún  daño  aunque más tarde    comprendí porqué lo hacía  y pensé  también cuántas  mariposas matamos a lo largo de  nuestra  vida  y  cuántas  se han matado a lo ancho de la historia.

 

Matar a un ser humano

que discrepa libremente

para sembrar el terror,

es matar una mariposa

que acaricia el aire con su color.

 

Coartar la libre expresión

enjaulando el pensamiento

para enrasar el cerebro,

es romper las alas a una mariposa

en su caprichoso vuelo hacia el cielo.

 

Negarle cobijo y techo a un extranjero

que reza o cree diferente

y que el color de su piel sea negro,

es matar una mariposa en busca de su néctar

que deja atrás a muchas flores

de un jardín con recuerdo.

 

Discutir y discutir

sin abrir caminos al pensamiento

ofuscado en llevar razón,

es matar una mariposa

que vuela libre hacia el sol.

Dejar que los sueños de los jóvenes

floten en el mar del consumo y del confort,

como frágiles veletas,

es matar una mariposa

que vuela a saltos inquieta.

 

Hacer creer a un niño

lo que tú como adulto crees,

pensando que tu idea es buena,

es matar una mariposa

de vuelos libres sin pena.

 

Cuando se mata a una mariposa

no te manchas de sangre las manos,

solo quedan los dedos,

empolvados de brillante color.                     

 

Así quiere ella dejar su vida

dejándote las manos suaves,

para que no le guardes rencor.

 

 

 

 Isaac  Miguel  Oropez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se Eliminará del sitio antes de ser publicado.
  • Todo aquel que reitere en seguir intentando comentar ofensivamente será BLOQUEADO del servidor 

Rogamos sean coherentes y educados en sus comentarios.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.