La abuela de Valleseco cumple 104 años

∙ Josefa Jorge Reyes celebró su cumpleaños rodeada de sus seres queridos en su casa del barrio de Lanzarote, donde se ha dedicado a lo largo de vida ser costurera.

Un lunes, 19 de marzo, hace 104 años, nacía la abuela de los/las vallesequenses, Doña Josefa Jorge Reyes, la persona más anciana del municipio de Valleseco. Nació en el barrio de Lanzarote, en el año 1917, tiene dos hijos (uno de ellos fallecido), cinco nietos y seis bisnietos.

ArtículosRelacionados

Al homenaje, celebrado en estos días en su hogar, una casa tradicional canaria, con una puerta que da paso a un pequeño recibidor se encontraba Josefa en sus labores de costura, entre la claridad del día y la luz tenue de la habitación con toda su testa, recibió con muestras de cariño a su nieto mayor, Dámaso Arencibia Lantigua, que en esta ocasión iba como alcalde, y al Concejal de Servicios Sociales, Suso Pérezx Rodríguez.

Quienes aprovecharon para entregarle un detalle en nombre del Ayuntamiento de  Valleseco y dónde el Regidor Local destacó “el orgullo que supone la celebración de un acto como éste, y que estemos poniendo en valor que una abuela del municipio cumple 104 años conservando cada una de sus facultades de una manera lúcida”, destacando a título personal, “los momentos de su niñez y los buenos consejos que su abuela le ha dado a lo largo de la vida, que le han ayudado mucho en su vida personal y laboral”.

De la abuela de Valleseco, destaca su capacidad para el trabajo y la facilitad que tenía para obtener el lado positivo de todas las cosas, además, de recordar la historia del municipio, ya que de sus manos muchas mujeres pasaron a lo largo de cuatro décadas por su casa para aprender la costura, labor que todavía ella misma práctica para realizar  algún pulóver a sus bisnietos.

Satisfecha de cumplir más de un siglo de vida, sigue derrochando a sus 37.440 días simpatía y vitalidad, y compartiendo sus anécdotas y experiencias con todos los que le rodean. Aunque le gusta sentir el cariño de sus seres queridos, siempre comparte una buena taza de agüita calentita y una amable compañía.

Josefa, se despedida dando a conocer su secreto, que es muy sencillo, vivir de forma tranquila y relajada, y comer de una forma muy sana. Entre risas espera volver a vernos en los próximos años, ya que se encuentra vital y con muchas ganas de seguir viviendo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *