LA BODEGA DE CHAGO YA NO EXISTE, GUÍA SE QUEDA SIN OTRO REFERENTE DE SU HISTORIA RECIENTE

Por Julián Melian

A principio de los 90 yo no tenía muchas inquietudes económicas ni patrimoniales sobre este municipio donde me criaba. Cuando se tumbó el viejo cementerio de San Roque para darle otro uso, me acuerdo que hubo voces que protestaron por la pérdida de algo abandonado pero emblemático, un cementerio de principios del siglo XIX.

Pasaron los años y siempre he pensado que fue una aberración, sobraban solares y hoy por hoy ese cementerio acondicionado, sería un magnífico punto de referencia para los visitantes, algo distinto que tanta falta le hace a Guía. Imaginé que ya con la nueva legislación y con las nuevas sensibilidades de adaptar el Patrimonio a la economía, ya esas cosas no se verían y menos en Guía.

Me equivoqué, la historia de la pérdida de un espacio emblemático como fue el Cementerio de San Roque se está repitiendo en estos momentos en Guía. No aprendemos. Estamos terminando los primeros veinte años del siglo XXI, con legislación, técnicos formados, pero por lo que se ve seguimos sin políticos con perspectiva y sin sensibilidad.

Estaba este domingo en San Roque, y Santiago Gil, Chago el de la Bodega, me mandó a llamar con los ojos destellando como cada vez que habla de la UD Las Palmas, del Queso o de Guía. “Melián…” y me señaló para que me sentara a su lado.

Nuestras conversas son fáciles de imaginar: de leches, de pastores, de quesos que ya no existen… de la necesidad que hay de promocionar nuestra joya gastronómica

Sin embargo esta vez, sus primeras palabras no fueron claras, balbuceó hasta que mi oído se adaptó a lo que quería decirme, a lo que quería transmitirme con la fuerza de sus ojos verdes: “Ya empezaron a trabajar abajo, pase por allí y se lo dije al taxista y me dijo que si daba otra vuelta…y le dije que no…que no quería verlo, ¿tú lo has visto Melián?”

Reconstruí de un golpe con su conversación, pero sobre todo con su mirada, el edificio, lo que yo viví allí, las leyendas que he oído de muchas generaciones y desde luego lo que representó para Guía, hasta hace bien poco. “Levantaron el mármol, era mármol bueno, todo eso lo habrán tirado…” prosiguió. Me dio rabia tener que consolarle con palabras cargadas de política cuando de lo que allí hablábamos era de historia del pueblo donde nacimos él y yo. Pensé que era lo mejor, abstraerlo del dolor que le suponía la pérdida de su referente de vida, intentando darle explicaciones de porque lo hacían. Por supuesto la conversación la hice desviar hacia el frio que hacía, el queso y cuestiones que le hicieran recuperar la sonrisa.

Cuando Chago cerró hace algo más de diez años, se creó un movimiento ciudadano con recogida de firmas incluidas para que el espacio se adquiriera y se conservara como estaba, puesto que nadie dudaba de la trascendencia patrimonial que tenía para Guía. Aquello se diluyó como iniciativa pero el espacio, deteriorándose eso sí, quedó siempre con la esperanza intima de los que lo vivimos, de que se podía recuperar.

Ayer lunes fui al Pleno del Ayuntamiento, y después de oir como el alcalde se desentendía de su responsabilidad de luchar porque Los Salesianos fuera Residencia de Mayores como se reclama por la población de Guía, escuché como comenzó a enumerar como un poseso todas las inversiones que pretendía hacer en el municipio. Sabía que contaba con público de más respecto a lo habitual e intentó hacer una pantalla de humo sobre el papelón que ha hecho en el tema de Los Salesianos. Entre las “fantásticas” inversiones que le oí decir alcance a entender, creo, 350.000 euros para la Rehabilitación de la Bodega, lo que me hizo recordar las palabras de Chago.

Esta mañana no lo pude evitar y pasé caminando por la Bodega, bueno por delante del edificio, Está totalmente descarnada, vacía, solamente paredes y columnas. Todo aquello que le daba entidad de lugar único de interés patrimonial y/o turístico ha desaparecido. Sólo me faltó oir en ese momento de algún iluminado que lo viejo no sirve, que había que reformarla totalmente. Seguro que hoy no me hubiera podido contener, al menos verbalmente.

He vivido y vivo este pueblo desde que nací, por suerte he podido y además he querido desarrollar mi trayectoria laboral, casi en su totalidad en él. Quise además estudiar Historia para comprender mejor mi pasado y poder relativizar el presente y el futuro. Exploté hasta hace un año un edificio histórico adaptado como comercio especializado, como Chago, en Queso de Guía. Me creo con la suficiente experiencia adquirida, fuerza técnica y moral, para decir que lo que la gente venía a buscar a Guía no era el queso solamente, sino la magia del lugar, de la Tienda de Arturo o la Bodega de Chago y anteriormente la Tienda de Agustito Álamo, el ambiente antiguo, los espacios parados en el tiempo, las formas de trato de tenderos de otra época como eran ellos tres. Para la gente de Guía, qué decir que no puedan argumentar tanto o mejor que yo sobre esos lugares.

Según la propaganda que nos ha hecho llegar el Ayuntamiento la planta baja del edificio se adquirió para hacer un Centro Turístico y que se iba a usar para promocionar nuestro pueblo y nuestro queso. El edificio se eligió por su situación, pero sobre todo porque en él había estado la antigua Bodega de Chago, un espacio etnográfico e histórico sin igual donde generaciones de Guienses y visitantes pasaron momentos inolvidables con el pretexto del queso.

Pues la antigua bodega ha desaparecido, ya no quedan ni los escombros. No se cómo quedará el resultado final de la obra, no se el uso y el futuro que tendrá; con sinceridad yo, y Chago me consta, nos gustaría que fuera un éxito, que de verdad sirviera para que nuestro bendito pueblo algún día, pudiera presumir de actividad económica basada en el respeto a nuestra historia y nuestros productos, pero sé que no va a ser el caso, al menos por ahora.

No voy a quedarme esta vez en el lamento en internet, no me lo puedo permitir. Lo del Cementerio de San Roque siempre ha quedado en mi memoria como algo que fue terrible para Guía, pero yo no podía o no tenía herramientas para entender su calado y denunciarlo.

Hoy sí puedo. Hoy puedo estudiar y denunciar si es necesario. Hoy sé que existe un planeamiento, sé el tipo de edificio que es según el PEPRI, sé el tipo de obras que se podían realizar o no dentro. No me da la gana que se basen en la historia para arrasarla, no me vale que usen el progreso para acabar con elementos identitarios de un pueblo que los necesita más que nunca. Sobre todo cuando más dinero hay.

Si el proyecto está legalmente redactado y todo se ha hecho conforme a ley, al menos dejaré constancia de mi opinión firme sobre la falta de visión y sensibilidad con la historia y la economía de un pueblo que tiene un grupo de gobierno que gasta dinero sin pensar en qué. También diré que los técnicos tienen interpretaciones alejadas de la realidad y que su “criterio técnico” no tiene razón de ser a veces y es tan errático como el qué, hace más de 25 años arrasó con un tractor un cementerio de casi 200 años y en la última semana ha borrado a golpe de piqueta la última tienda antigua que quedaba en el “Protegido” Conjunto Histórico de Guía.

3 Comentarios

  1. La obra acaba de comenzar. Y por lo que leo, el autor de este artículo, no conoce el proyecto. ¿No es un poco precipitada su conclusión? ¿Qué prisas le llevan a enjuiciar de esta forma lo que por él es desconocido? ¿Afán de notoriedad, quizás? En política, todo está permitido. Una lástima.

  2. Madre mía, Guía es un muerto viviente, ciudad dormitorio, el casco da pena, no hay movimiento, y una cosa que estaba cerrada y ya nadie íbamos a ver, la compran y la van abrir y antes de siquiera la inauguración, ya están dando palos.
    Muy bonitas palabras desde la nostalgia, valen pa una novela, elcementerio había que dejarlo para merendar en él y que los niños jueguen, unos columpios adaptados, por favor.
    Desde médico Estévez hasta la plaza San Roque no hay nada, calles bonitas y casas cerradas y comprar queso Pal que venga de fuera es una odisea, tenemos algo que puede funcionar o no, pero dejemos que se equivoquen para criticar.
    Las elecciones son en mayo y la precampaña no ha empezado, 4 años sin artículos y ahora en 5 meses queremos opinar.

  3. Lo cierto es que depende quién haga la obra y de los contactos con el ayuntamiento te dejan hacerlas o no. Si eres humilde te ponen mil trabas para que pueda seguir adelante con tus reformas (porque es un bien de interés cultural porque hay un trozo de mármol que es histórico) pero cuando es alguien con buenos contactos todo son facilidades incluso enterrando parte de la bonita historia de Guia..
    Nadie dice que no se modernicen los equipamientos de una ciudad dormitorio dónde casi no hay vida, pero siempre respetando la historia e informándose en personas preparadas formadas y con experiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor entre su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.