El papel de la mujer en el mundo de las películas Disney siempre ha sido protagonista, donde se puede ver que la trama es debida por algún  hecho que le afecta a ella, siendo la mujer (princesa) el centro de atención de todos los personajes.

Protagonistas de muchas historias son estas mujeres, que han marcado infancias, donde todos conocemos sus vidas, tarareamos sus canciones y hasta nos sabemos el guion de la película. Se han convertido para muchas personas en un referente, un modelo a seguir o un sueño que queremos igual para nosotras como ellas lo vivieron. Un arma de doble filo, sana en principio porque solo se trata de entretenimiento, pero con una gran cantidad de mensajes subliminales que muestran las funciones que desempeñaban o mejor dicho, que podían desempeñar.

Muchas de las princesas estaban sometidas bajo las órdenes de un rey, de la sociedad o del momento que vivían. No eran libres para decidir cómo afrontar su vida, sus problemas, poder experimentar, crecer por sus propias decisiones y dejarse llevar era un imposible. Solo cantaban, transmitían una alegría que no era real, porque eran como querían que fueran. Dependían totalmente de una tercera persona para salir del apuro, porque la rebeldía de romper con las normas y rutinas estaba en su ser. Querían conocer mundo, ser otra persona, vivir de otro modo al que estaban habituadas…resumidamente querían ser ellas mismas con errores y virtudes.

La gran problemática de ellas era el momento social que la mujer pasaba fuera de la pantalla, no teníamos los mismos derechos que el hombre, nosotras sonrisa en boca mientras criábamos y realizábamos la tarea del hogar. Una mujer con labios pintados y sellados del silencio que eran prisioneras, su escapatoria en las películas a través de canciones que nos indicaban como se sentían, lo que querían. De ahí, pasaban a desatacar las órdenes y aventurarse en el vivir solo dejándose llevar.

Con el paso del tiempo, el papel fue sufriendo un cambio…ya no solo era cantar…también queríamos aprender a luchar, leer para saber de todo, vivir solas sin un príncipe que te rescate para reafirmarnos en ser seres independientes. El modelo de la familia, también tuvo modificaciones, los padres comenzaron a ver más allá de una mujer y vieron personas atrapadas en un cuerpo. Dándoles la libertad de amar, pensar, sentir y verlas crecer como humanas, manteniendo la unidad familiar a pesar de las diferentes formas de pensar.

Ahora la mujer, tiene un papel fuerte, seguro…somos capaces de cantar mientras construimos un castillo de hielo, podemos estar solas y enamorarnos cuando queramos no por ser rescatadas. Porque también los príncipes ya son rescatados, antes con besos para romper hechizos y ahora con acciones de valentía donde el cerebro es la fuerza de la mujer…y su corazón alberga la promesa de siempre ser ella misma sin condiciones.

Esto es solo el principio de un nuevo modelo social, donde el respeto y la igualdad por ambos sexos son necesarios. Ninguno es más importante que otro, todos somos personas y tenemos los mismos derechos para vivir, amar y experimentar. Por supuesto que muchos crecimos con la industria Disney y todos tenemos hermosos recuerdos. Pero de esto se trata, de evolucionar dentro y fuera de la pantalla…y ya hemos comenzado…

Patricia Pérez Rivero

                                                                                                               Margua

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10




Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *