Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10
  • Se llevaron a cabo en varias actuaciones y en total se intervinieron más de 3000 ejemplares de mejillón Canario “Perna perna”, además de 750 ejemplares de lapas y otros 75 de percebes
    • Todos los ejemplares intervenidos pudieron ser devueltos al mar por los agentes actuantes.

Agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras (PAFIF) de la Guardia Civil  de Fuerteventura,  con motivo de la intensificación de servicios para la protección de especies protegidas en la citada isla  y evitar el marisqueo furtivo,  denunciaron entre los pasados días 01 y 08 a diez personas que estaban capturando una especie prohibida de marisco por encontrarse en época de veda.

El primer servicio se desarrolló el pasado día 01, alrededor de las 19:00 horas, cuando los agentes de la Guardia Civil dieron el alto a tres personas con iniciales A.E.A.B,  I.X.C.S. y L.S.A., vecinos de la isla majorera, que procedían de la costa de Aguas Verdes -en el municipio de Betancuria-  llevando en un vehículo varios sacos con alrededor de 700 ejemplares de mejillones que acababan de capturar, con un peso aproximado de 43 kilogramos;

Además de la captura de esa especie, actualmente prohibida por encontrarse en período de veda,  los agentes les intervinieron 4,6 kilogramos de percebes (unos 75 ejemplares) cuya captura está igualmente prohibida y 11,4 kilogramos de lapas (unos 500 ejemplares), excediendo esta última especie de la cantidad  y días permitidos para su recolección.

Al día siguiente,  sobre las 15:00 horas,  los agentes de la PAFIF descubrieron a otras tres personas realizando marisqueo furtivo, con iniciales J.F.S, J.T.M y D.R.R., quienes estaban  capturando mejillones en una zona de difícil acceso en la costa de la localidad de Los Molinos, en el municipio de Puerto del Rosario, los cuales tenían varios sacos llenos de mejillones con un peso de unos 107 kilogramos  (unos 1550 ejemplares).

Finalmente, entre los días 6 y 8 se volvieron a intensificar los servicios en las costas majoreras dando como resultado otras cuatro personas denunciadas, así como la incautación de otros 50 kilos de mejillones y  otros tantos 4,2  de lapas.

El objetivo de todas las personas denunciadas  presumiblemente era la comercialización de los ejemplares capturados, diezmando su ya preocupante población y dificultando la recuperación de la especie.

La captura del Mejillón Canario está prohibido durante todo el año en todo el litoral costero de Fuerteventura por la Orden de 16 de Julio de 2004 (BOC nº 141 DE 22 DE Julio de 2004) en la que se estableció la veda de esta especie por la preocupante situación en la que se encontraba la especie, peligrando su permanencia y futuro desarrollo.

Infracción

A consecuencia del servicio la Guardia Civil  intervino los ejemplares y los devolvieron al mar con vida, tramitando las correspondientes denuncias a la personas que portaban los mejillones, lapas y percebes por infracción administrativa grave al artículo 70.3 la Ley 17/2003 de Pesca de Canarias, la cual es remitida a la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias.

Las infracciones por estos hechos pueden ser sancionados con multa de 301 a 60.000 euros, así como el decomiso de los productos o bienes obtenidos y los aparejos o útiles utilizados.




Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.