La Guardia Civil denuncia varias infracciones administrativas relacionadas con el transporte animal en Lanzarote 

  • El SEPRONA interceptó en el interior de un vehículo familiar un poni que había sido transportado desde Holanda hasta Huelva en un vehículo y posteriormente hasta Lanzarote vía marítima sin ningún tipo de documentación de sanidad y protección animal para el transporte 

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en Lanzarote ha denunciado el pasado 11 de agosto de 2019, a una persona que transportaban un caballo pequeño en el interior de un turismo que viajaba en la bodega de un barco que cubre la línea Huelva-Tenerife.

La Guardia Civil fue alertada por la propia naviera, al detectar la tripulación durante el trayecto la existencia de un poni en el interior de un turismo mixto que se encontraba en la bodega del barco.

El DEPRONA de Timanfaya  esperó al buque a su llegada a las 14:30 horas en el Muelle de Los Mármoles, en la localidad de Arrecife (Las Palmas), para realizar la inspección y comprobación oportuna, pudiendo localizar un vehículo tipo familiar que ocultaba un poni en su interior, el cual no estaba acondicionado para el traslado de animales e incumplía  las  medidas de seguridad y las condiciones higiénicas sanitarias para el transporte animal.

Al parecer el animal procedía de Holanda, realizando el trayecto hasta Huelva vía terrestre en vehículo y posteriormente vía marítima el trayecto hasta su destino final la isla de Tenerife, previa escala en Lanzarote. Todo este recorrido se realizó de forma irregular en el habitáculo trasero del vehículo sin cumplir con los con los permisos correspondientes para el movimiento del animal, e incumplían además la normativa sobre el transporte del mismo, dándose además la circunstancia de que el animal carecía del billete del barco para el traslado de animales.

Denuncias administrativas transporte animal

El transporte de animales a larga distancia es una operación compleja, por ello el responsable fue denunciado por varias infracciones a la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, y al Real Decreto 542/2016, sobre normas de sanidad y protección animal durante el transporte que fueron remitidas a la Dirección General de Ganadería del Gobierno de Canarias, quedando en este caso el animal a disposición de la persona responsable de su traslado

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.