• El detenido formaba parte de un grupo itinerante que operaba en la provincia y en el resto del territorio nacional
  • La estafa consistía en una modalidad combinada de la denominadas “nigeriana” y “billetes tintados”, usada por la delincuencia a nivel mundial 

El Equipo Territorial de Policía Judicial (ETPJ) de la Guardia Civil de Santa María de Guía, en Gran Canaria, ha detenido el pasado día 17 de diciembre a un ciudadano camerunés e iniciales M.N.T. –29 años de edad y  con multitud de antecedentes judiciales y policiales por delitos contra el patrimonio- como presunto autor de un delito de estafa cometido en Gran Canaria y que en base a las primeras diligencias se estima en 34.000 euros el perjuicio ocasionado.

Comienzo de la investigación

A raíz de la denuncia de una víctima de la referida estafa el ETPJ inició la Operación Tintura a mediados del pasado año; las primeras informaciones obtenidas por los agentes les permitieron obtener datos suficientes para conocer el procedimiento de la estafa en particular, la cual lleva tiempo siendo practicada y de la cual se aconseja en la correspondiente página de Internet de la Guardia Civil: https://www.guardiacivil.es/web/es/servicios/consejos/estafa.html.

Modus operandi

Esta estafa se vertebra en varias fases que comienzan con la selección y captación de las posibles víctimas – siempre personas con solvencia económica o con urgencia de ella- por parte de los estafadores, accediendo a ellas mediante anuncios en Internet de pequeños y medianos empresarios que traspasan negocios en su mayoría.

A continuación contactan con ellas y les proponen un “negocio seguro” con grandes beneficios económicos que oscilaban entre el 200 o 300%, ganándose paralelamente su confianza, que consiste en obtener billetes o dinero de curso legal a partir de unos negativos o modelos que ellos poseen, pero a cambio de adelantar una determinada cantidad de dinero verdadero para usarlos como base de los modelos o negativos citados.

Los estafadores explicaban a sus víctimas que dichos negativos eran dinero de curso legal, con la salvedad de aplicarles un último reactivo químico para que adquirieran la tonalidad final de cualquier billete de dinero, necesitando para ello billetes con el proceso finalizado, o sea, de curso legal o en funcionamiento.

Para terminar de convencer a sus víctimas realizaban en su presencia una prueba material con los negativos mencionados, que consistía en pedirle un billete de curso legal a la víctima, colocando encima el modelo o negativo en un envoltorio de papel de aluminio y a continuación  lo presionaban fuertemente.

Luego los estafadores inyectaban un líquido con una jeringuilla en el envoltorio en cuestión y dejaban trascurrir unos minutos, pasados los cuales deshacían el envoltorio y aparecían dos billetes iguales pero con diferente numeración.  Para consumar el delito los estafadores hacían entrega de ese nuevo billete a la víctima, y le pedían que  cotejase su legalidad en cualquier banco.

La clave de la estafa está en esta última operación citada, ya que los estafadores lo que hacen realmente es introducir en dicho envoltorio un billete de curso legal pero tintado o ennegrecido, el cual pierde esa primera capa con el líquido que se inyecta en el mencionado envoltorio de papel de aluminio.

Trascurridos unos días para que sus víctimas se convenzan del “negocio seguro”, los estafadores los avisaban de nuevo y les invitaban a entregar una cantidad de billetes con los que crear más dinero a partir de los citados negativos; en la denuncia en particular que motivó la operación Tintura la víctima aportó 34.000 euros.

Culminación de la estafa

Finalmente y para consumar la estafa los supuestos autores quedan nuevamente con la víctima, envuelven el dinero de curso legal en varios envoltorios y les aplican un líquido, pero en un momento de despiste o distracción de las víctimas, les dan un cambiazo y éstos se llevan los paquetes con los negativos, haciéndoles creer que el interior se encuentra el dinero, pero en realidad son papeles negros sin valor alguno.

Finalmente los presuntos autores abandonan el lugar o ciudad para trasladar la estafa en búsqueda de nuevas víctimas.

Detención

Tras los datos aportados por el denunciante y varias pesquisas policiales más finalmente los agentes del ETPJ identificaron a dos personas como presuntos autores de dicha estafa, deteniendo a M.N.T. en el aeropuerto de Gran Canaria el pasado 17 de diciembre, el cual portaba además la cantidad de 500 euros en efectivo.

La Guardia Civil sigue trabajando en la localización y detención del segundo presunto autor de la estafa, un ciudadano de Camerún, que está plenamente identificado.

El detenido ha pasado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Santa María de Guía.

Timo del negativo o billetes tintados

La persona timadora (extranjera) siempre muy bien vestida, procede a la captación de la posible víctima, entablando conversación con la misma hasta obtener su confianza, existen varias modalidades:

  1. Indica a la víctima que, por la circunstancia que sea, ha tenido que sacar de su país un montón de dinero en billetes, los cuales, y para que no sean detectados, los ha teñido de negro para poder pasarlos por la aduana de la frontera. Para demostrarlo, procede con un señuelo a desteñir uno delante de la víctima.
  2. Consiste en la simulación de conversión de recortes de papel, tintados de negro, blanco o cualquier otro color, del tamaño de los diferentes que existen en papel moneda de curso legal, ofreciéndole a la víctima la posibilidad de obtener determinada cantidad de dinero, a cambio de una aportación económica por colaborar en la operación.
  3. Duplicidad de billetes a través de papeles blancos de las mismas dimensiones. Consiste en introducir varios billetes de curso legal, entre dos papeles blancos de idénticas dimensiones a los billetes empleados, siendo pegados éstos papeles por el borde de los mismos para evitar que se pueda ver el billete de curso legal introducido, siendo metidos, a continuación, en portapapeles de plástico adaptados para este fin.

Una vez captado el cliente proceden a realizar una demostración de duplicidad de confección de billetes de curso legal. Esta demostración consiste en introducir entre dos de los billetes preparados, cubiertos por papeles blancos, un billete de curso legal, para, a continuación, por encima del preparado de billetes, repartir unos polvos blancos (polvos de talco) y le inyectan un líquido especial por medio de una jeringuilla (éste líquido es un tinte), dejándolos en reposo durante unos minutos, a continuación introducen los posibles billetes confeccionados en un recipiente de agua y retiran los papeles blancos en un momento de descuido de la víctima, quedando libres los billetes de curso legal introducidos previamente, siendo secados éstos por medio de aire caliente. 

Timo de las cartas nigerianas o timo 419

El estafador obtiene dinero de la víctima en concepto de adelanto a cuenta de una supuesta cantidad millonaria de dinero que se le ha prometido.

Para ello, los autores realizan un envió masivo de cartas por correo ordinario o correos electrónicos. Normalmente, el argumento son cartas tipo, muchas redactadas en ingles, con diferentes cuestiones, las más frecuentes son:

  • Cartas sobre dinero que tienen en un país africano, un supuesto súbdito nigeriano, senegalés, etc, pero que, por problemas de diversa índole, no pueden disfrutarlo. Actualmente suelen decir ser miembro del Ejército de USA  y que, de acceder a recibir un fondo millonario, recibiría una compensación de un 30 % de dicho fondo. Dinero conseguido en una inversión legal en petróleo u otro medio, justificando el no poder recuperarlo sino lo hacía mediante la transmisión a otra persona.
  • Cartas de Loterías: Utilizan fraudulentamente logotipos reales del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado. En sus mensajes afirman que el receptor ha sido agraciado con un premio, a pesar que la presunta victima no ha participado en ningún sorteo (se le dice que ha sido seleccionado al azar por medio de su dirección de correo electrónico, o de entre los que han visitado determinadas páginas Web, o explicaciones similares).
  • Cartas de herencias: Un supuesto abogado o accesoria jurídica informa de una millonaria herencia, proveniente de un supuesto familiar desconocido, residente en otro país o, simplemente, de una gigantesca fortuna que alguien desea donar generosamente antes de morir.

Aunque las anteriores son las justificaciones más famosas, existe un enorme número de diferentes argumentos que dan origen a la existencia y donación de la suma millonaria.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.