La Guardia Civil investiga a dos personas por sendas simulaciones de delito en Gran Canaria

  • Uno de ellos formalizó una denuncia alegando que le habían sustraído el teléfono móvil valorado en 750 euros, pudiéndose comprobar como después de cinco meses los seguía utilizando el propietario
  • El segundo denunció el robo de su teléfono cuando en realidad los agentes comprobaron que lo habían vendido días antes en una tienda de compra-venta de objetos usados

La Guardia Civil del Puesto Principal de Vecindario, en Gran Canaria, ha investigado entre los  días 10 y 18  de junio a dos persona de iniciales J.G.A. -varón de 47 años de edad y con antecedentes policiales- y A.D.M.L. –varón de 39 años de edad y también con antecedentes-  como presunto autores de sendos delitos de simulación de delito o denuncias falsas, al fingir las sustracciones  de sus teléfonos móviles.

Primera denuncia falsa

La investigación comenzó el pasado 31 de enero a raíz de la denuncia del propio J.G.A., en dependencias de la Guardia Civil de Vecindario, en la que manifestaba que había sido víctima de un delito de hurto cuando presuntamente se encontraba sentado en un parque ubicado en Sardina del Sur hablando por teléfono cuando un varón se lo quitó emprendiendo la huída sin poder aportar mas datos relevantes ya que manifestó que el mismo lo realizó con el rostro tapado –encapuchado-.

Se da la circunstancia que el terminal móvil valorado en 750 euros había sido facilitado por la compañía telefónica por haber sido víctima de un robo del anterior, teniendo en la actualidad seguro que cubría esta incidencia.

Los agentes de la Guardia Civil de Vecindario indagaron el supuesto delito, averiguando que dicho terminal  móvil seguía en funcionamiento usado por el denunciante, motivo por el que seguidamente fue investigado por un delito de simulación de delito, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de San Bartolomé de Tirajana.

Segunda denuncia falsa

El pasado día 08 de junio otra persona –A.D.M.L.-  presentó una denuncia similar en el referido Puesto Principal, manifestando a los agentes que el mismo día alguien le había robado un teléfono móvil -valorado en 500 euros aproximadamente- del compartimento de su motocicleta, el cual no cerraba bien del todo, que había estacionado en la vía pública.

Sin embargo los agentes del Área de Investigación comprobaron a raíz de las pesquisas policiales practicadas como el teléfono en cuestión, denunciado como robado, había sido vendido por el denunciante días antes del 8 de junio en una tienda de compra y venta de objetos de segunda mano de la localidad de Vecindario, investigando por lo tanto la Guardia Civil a A.D.M.L. como supuesto autor de un delito de simulación de delito, quedando a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de San Bartolomé de Tirajana.

Penas por la simulación de delito

Cabe destacar que la simulación de un delito puede conllevar penas que van desde los 6 meses de hasta los 2 años de cárcel, o multas que irían desde los 3 hasta los 24 meses, dependiendo del nivel de gravedad del falso delito y de falsas imputaciones a terceras personas.

Este tipo de denuncias además  causa un grave perjuicio a las unidades policiales que las reciben, puesto que motivan que se consuma una serie de recursos de personal, tiempo y material, afectando considerablemente al normal desarrollo de las investigaciones que se realizan por hechos reales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.