La marca en la cabra…

… como en el caso de los toros, que llevan una divisa según la ganadería, grabada a fuego, la marca del dueño de la misma; a modo y semejanza, las cabras en El Tabaibal (antes Canarias), tienen una marca y consiste en un corte en la oreja, y según sea en la derecha o izquierda, según distancia y tamaño, forma y profundidad, una uve, dos cortes paralelos, triángulo, y un larguísimo etcétera de simbolismos distintos, según el pastor, pues cada uno tiene marcado su ganado, según su gusto y parecer. Hasta aquí, todo normal, pero es el caso, que cuando una cabra se escapa del redil -o el mismo dueño la echa al campo, como uso y costumbre muy generalizada- y se va a los riscos, se convierte en cabra guanil, y es aquí donde la marca -casi siempre invisible, por pequeña y a simple vista no se ve-, la cabra tiene dueño, y entonces viene el caso de sus baifos, que en una filiación inseparable, con el cabrón o macho fidelísimo, no va a separarse jamás de su cabra, y estos de sus baifos, que al crecer y reproducirse en tercera y cuarta o más generación, van formando un conjunto, una comunidad estrecha y de tal manera que no acepta en su grupo, a un animal extraño al mismo, por más que sea cabra, cabrón o baifito, con lo que el grupo va creciendo de forma inseparable, y, llegado el caso de las apañadas o recogidas, el dueño de la cabra marcada, sabe de inmediato cuánta ha sido su descendencia, y cuánto es el número de cabras, machos y baifos suy@s, porque son sus hijas, nietas, biznietas, etc. de su primera cabra escapada o echada al monte o riscos, a donde se van muy felices por ser el ambiente propicio según condición genética, y todas son suyas, por ser descendientes de la primera y marcada, de las que son inseparables toda la descendencia o generación, con lo que la matanza de cabras que ha hecho el cabildo, es a las cabras que tenían dueños, pero éstos, curiosamente, nunca desvelaron cuáles eran sus cabras, porque de inmediato serían multados por no tenerlas censadas -cosa imposible, salvo las apañe-, matriculadas, y con zarcillos en la orejas, con lo cual el dueño de las cabras matadas por el cabildo no son reclamadas por sus dueños, ante el temor cierto y seguro de tales descomunales multas, que prefieren perder las cabras, y callarse antes que denunciar les han matados sus cabras, cabrones y baifos, porque de hacerlo, serían multados, y de ahí el silencio de los pastores, y el libertinaje del cabildo que sin dar marcha atrás, y diciendo -como me consta por testigo muy cualificado- que escuchó, desde su cargo, que el Consejero a Alcalde de zona afectada, le dijo va a seguir en la matanza de cabras, cosa que espero después de la amonestación de europa cejen en ese empeño más que macabro y criminal, de ahí que sea un abuso sin nombre, que hacen lo que les dan la gana matando cabras que tienen dueños, pues en el grupo de esas cabras hay al menos una que tiene la marca, tienen dueño, dueños que por miedo callan, para no ser severamente multados.

El Padre Báez, que les descubre lo que tal vez más de cuatro ignoran: las cabras tienen dueños, por más que guaniles, tienen crías sin marcas, pero que entre miles, se juntan a las suyas y les son inseparables, se topan con las extrañas, y por más que pasen años, no aceptan una cabra distinta en su grupo, salvo a las que son de su sangre y familia.

——————————

“… no os fiéis de cualquiera…” (1Jn. 3, 22-4,6.). / “… se presentarán extranjeros a pastorear nuestros rebaños, y forasteros serán nuestros labradores…” (Is. 61, 1-11). / “… insolentes, urden engaños…” (salmo 118). / “… nos hostigan, nos atacan, y nos acosan todo el día…, planean en hacernos daño…, nos espían, nos acechan, atentan contra nosotros…” (salmo 55). / “… escapar de la corrupción que reina en el mundo por la ambición…” (2P 1, 3-4).

——————–

P. D.1.- Ya saben: esto que sigue abajo, es mentira del cabildo; y si cierto, que aporten pruebas; un servidor ya ha aportado lo contrario (si alguien no lo ha visto, me lo pida, que aquí solo entresaco y resumo):

“… la Comisión Europea ha pedido al Cabildo que acabe con el problema del ramoneo o dejará de aportar fondos para iniciativas como el proyecto Life de reforestación de Guguy que está en marcha. En concreto peligraban 426.000 euros…”

P. D. 2.- Ningún dinero -y por más que fuera- justifica la matanza de las cabras.Desde Bruselas, se me dice, entre otras cosas:

 “… Debo asegurarle que no tengo en absoluto constancia de que la Comisión Europea haya aprobado, ni mucho menos ordenado, una operación de la naturaleza que
usted describe y que -en todo caso- desde esta Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural jamás se ha respaldado o subvencionado al Cabildo de Gran Canaria para efectuar este tipo de sacrificio de ganado caprino…”

P. D. 3.- Ganado Caprino que Europa ha defendido y defiende con dinero a tal fin:

“… la Unión Europea ha financiado el esfuerzo continuado de las Islas Canarias para potenciar y mejorar su sector caprino mediante diferentes ayudas…”

P.D. 4.- Y al presente, lean por favor, si son tan amables:

 “… En lo que se refiere al nuevo Programa de Desarrollo Rural de las Islas Canarias para el período 2014-2020, adoptado por la Comisión Europea en agosto de 2015, éste incluye diferentes medidas encaminadas a salvaguardar y potenciar el sector caprino…”

P.D. 5.- Y, tal como hemos visto, el Cabildo -contrariamente- las ha estado matando.

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.