La valentía suele ser una cualidad al alcance de aquellos que no actúan con condicionantes que les dirijan su discurso hacia las medias verdades o, directamente, hacia la mentira. Para llegar a entender la situación que está ocurriendo en torno a la Piscina municipal de Teror, no podía dejar de redactar este artículo que resume y plantea cuál es el recorrido a corto y medio plazo que nos queda a los terorenses por pasar para poder tener acceso a este servicio, muy necesario y básico para deportistas y personas necesitadas de la terapia acuática para la mejora de su salud.

La historia tiene su inicio durante el confinamiento del pasado año 2020. Desde las instancias gubernativas superiores se obliga por Decreto al cierre de las Piscinas de uso colectivo como medida de prevención ante la pandemia. Teror cierra su Piscina. Llegado el mes de junio, se comienzan a levantar los vetos ocasionados por la pandemia y todos los municipios comienzan a preparar y poner a punto sus Piscinas, Teror también prepara su Piscina e inclusive, lo difunde en sus propias redes de comunicación municipal (página web, Facebook y demás) con frases como: Teror reabre sus instalaciones deportivas a finales de junio. La pandemia ha traído acarreadas cosas malas (la mayoría), y cosas buenas aunque no lo crean. Salud Pública determinó que una Inspección visitase y emitiese un informe favorable a la apertura de las Piscinas si estas, estaban adaptadas a la nueva normativa y normalidad. A mediados de junio pasado, una Inspección visita nuestra Piscina de Teror y, no solo NO autoriza su apertura, sino que detecta otras muchas irregularidades por las cuales no se podía abrir al público, de lo que se deduce que ya con anterioridad, se estaba operando con unas instalaciones NO APTAS para que los nadadores y usuarios estuviesen utilizándolas (lo que demuestra la NULA inspección y control que nuestro Ayuntamiento ha realizado históricamente a la Zona Deportiva). Esa misma Inspección que visita Teror, sigue su camino hacia Valleseco donde determina que su Piscina puede abrir perfectamente al público a finales de junio (la comparación entre gestión eficiente (Valleseco) y gestión deficiente (Teror) es evidente).

Pasados unos días de indigestión de la noticia de prohibición por Sanidad de reabrir la Piscina por nuestro Grupo de Gobierno, nos encontramos la noticia publicada en los medios habituales de difusión de nuestro Ayuntamiento (día 30 de junio de 2020), donde se expone que la Piscina no abrirá sus puertas porque se van a realizar unas mejoras……….., y el pueblo de Teror tiene que creerse que a 1 solo día del inicio de la Campaña de Verano, la Piscina se cierra porque hay que hacerle unas mejoras, en lugar de contarle la verdad (la anteriormente explicada por mi) a todos los terorenses (aquí encontramos la primera mentira evidente al pueblo de Teror). En esa misma noticia se incluyen fotos de una reunión junto a la Piscina para “hacer ver que estamos buscando una solución y que estamos trabajando”, quedando demostrado con el paso del tiempo, que supuso el enésimo paripé, con asistencia hasta de la responsable de la empresa que ha gestionado por más de 20 años esta instalación, llevándola al cierre. Valga como muestra la Piscina de Valleseco, la cual se inauguró 6 meses antes que la de Teror y nunca se ha cerrado al público de forma tan drástica, ya que su mantenimiento ha sido profesional y dedicado (gestión eficiente (Valleseco), gestión deficiente (Teror). También en esa misma noticia publicada el 30 de junio de 2020, además se anuncia que la Piscina se abrirá en Diciembre de 2020 (todavía no se ha ni licitado el proyecto, no se sabe ni qué empresa va a hacer la obra y estamos en MAYO de 2021, suponiendo la segunda mentira en todo este proceso) y además, para calmar los ánimos de nuestro Club de Natación, se les miente diciéndoles que tendrán una guagua a su disposición para ir a entrenar a Valleseco (guagua que nunca ha existido, ya que la Intervención municipal, como es normal, no autorizó el gasto, demostrando un desconocimiento total de la administración pública por aquel o aquella que lo dijo y está publicado en la noticia (tercera mentira al Club y al pueblo de Teror).

Pasa todo el verano y se redacta el proyecto de la Piscina. Por supuesto que lo redacta “el único Arquitecto que hay en la isla de Gran Canaria”, porque parece que no hay otro para el pueblo de Teror, y se realiza una presentación en el Auditorio de dicho proyecto mauseólico de la Zona Deportiva que no verán ni mis bisnietos, donde se me invita y asisto, planteándome en dicho evento que la gestión directa de servicios deportivos es altamente deficitaria. Casualmente, uno de los invitados a ese acto, un Abogado asesor a sueldo que cobra por su trabajo a la Administración, defendía que la gestión realizada por una Sociedad Municipal es altamente deficitaria. Este mismo Asesor, es el asesor de la Sociedad Municipal de Deportes de Guía, la cual, con su firma e informe técnico, presentó superávit de más de 10.000 euros en el ejercicio pasado, manteniendo además durante toda la pandemia a sus 40 trabajadores contratados (una nueva mentira, la cuarta, en la que se me intentó implicar, pero que gracias a los datos de esta Sociedad Municipal, ha quedado evidente quiénes mintieron en dicha presentación y quién decía verdades como puños).

La presentación del proyecto se realizó a finales de noviembre de 2020, con la presencia del Consejero de Deportes del Cabildo y otros Técnicos y un nutrido grupo de personas de Teror y pueblos colindantes. En ese acto ya se dijo por parte del Alcalde de Teror que en breve se licitaría el proyecto y que esperaba que para verano de 2021 estuviera abierta la Piscina (quinta mentira de esta secuencia, ya que estamos en mayo de 2021 y ni siquiera se ha licitado ni adjudicado la obra).

Nos encontramos en Mayo de 2021 y ni un azulejo se ha movido. Más de 13 meses lleva nuestra Piscina cerrada y sin haberse movido absolutamente nada de la misma, salvo proyectos pagados con dinero público al mismo Arquitecto de siempre, presentaciones de proyectos donde se aprovecha para mentir sobre gestión pública, y un inmovilismo vergonzoso mientras los usuarios de la Piscina y el Club siguen trasladándose a Valleseco o Tamaraceite como únicas alternativa (mucho más baratas y de mejor calidad en el servicio que nuestro desastre en Teror). El escenario que se nos presenta no es nada halagüeño y procedo como profesional con experiencia en este sector de la gestión pública, a resumirles qué planning se nos presenta durante los próximos meses / año.

Si la obra se iniciase en este mes de mayo de 2021, tengo mis serias dudas técnicas de que pueda abrirse para la campaña de verano de 2022. Podría ser, pero es bastante poco probable. Les explico los pasos desde que se empiece la obra:

En primer lugar: se ejecutarán las labores de desmonte del techo de toda la Piscina y se iniciarán las labores de modificación del interior, además de todo el tratamiento del vaso y su impermeabilización. Salvo que se metan 30 trabajadores a hacer todas estas labores, el plazo para que esta primera fase esté terminado no será inferior a los 4-5 meses, todo ello contando con que no haya parones en la obra a los que lamentablemente estamos acostumbrados como ha ocurrido con la Carretera de Teror o la Residencia. Ya nos pondríamos en octubre-noviembre de este año.

En segundo lugar, viene la dotación del equipamiento específico de la Piscina y todos los revestimientos y acondicionamiento de interiores, período nunca inferior a los 2 meses si no hay problemas añadidos. Ya nos ubicaríamos en enero de 2022.

En tercer lugar y, una vez que toda la obra esté terminada, viene un proceso lento y tedioso para cualquiera que conozca la Administración, las autorizaciones, boletines, OCA e inspecciones y sus respectivos informes de Sanidad e Industria. Por experiencia, este trámite, unido a la prueba de estanqueidad, no es nunca inferior en su conjunto a los 2 meses (por mucho que quieran correr, levantar el teléfono, llamar e insistir en que se agilice). Pasado este período, ya podría abrirse al público la Piscina (marzo-abril de 2022), pero todo este planning sería viable si se empezase YA la obra y no hubiese ningún retraso durante la misma (poco probable). ¿Llegaríamos a verano de 2022?, es posible, pero poco probable dada la experiencia que tenemos en nuestro pueblo con este tipo de obras.

Sí queda en evidencia algo, que no se puede mentir a los terorenses diciendo que la Piscina se abrirá este año 2021, porque es IMPOSIBLE. ¿Qué número de mentira sería ésta?,………¡perdí la cuenta!. Ustedes mismos. Las evidencias, retrasos y negligencias han quedado y están quedando patentes con el paso de los meses. Solo espero que si la obra no está terminada este año, alguien salga a pedirle disculpas a los nadadores del Club y a todos los usuarios de la Piscina de Teror, cosa que creo poco probable. ¿Lo único bueno?, que la hemeroteca tanto auditiva como digital, siempre estará presente para poner a cada uno en su sitio. Un abrazo para todos los deportistas acuáticos y usuarios de la Piscina de Teror y, paciencia y resignación con todo esto.

Roberto Ojeda García

Doctor en Gestión Deportiva por la ULPGC

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se Eliminará del sitio antes de ser publicado.
  • Todo aquel que reitere en seguir intentando comentar ofensivamente será BLOQUEADO del servidor 

Rogamos sean coherentes y educados en sus comentarios.

COMENTARIOS

  1. Lo que comenta en su artículo D. Roberto, es algo que ya veníamos sospechando los usuarios de esa instalación desde el momento de su cierre. Dicen que las cosas de palacio van despacio, y esto de la piscina lleva camino de convertirse en otro episodio como el de la residencia de mayores que hemos vivido en Teror desde hace años. Y es que estos dos asuntos, entre otros, son los que demuestran la deficiente o nula gestión del ayuntamiento. Y eso sin citar otros temas desatendidos, como son las carreteras del casco o las que comunican con el pueblo, sin duda las más deterioradas y con falta de mantenimiento de toda la isla.
    En unas circunstancias como las actuales, con restricciones de movilidad de la ciudadanía, y con ahorro obligado en algunos capítulos del presupuesto municipal, considero que se ha perdido una oportunidad de oro para haber dado un impulso de calidad a todas las instalaciones del municipio.
    Me resulta llamativa esta inacción del grupo de gobierno, aunque barrunto que puede ser debido a que estos compañeros de viaje antinaturales como son PSOE y PP, no se emplean como deberían y gastan más energías en «competir» con el otro que en atender realmente a sus obligaciones con el pueblo.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.