267 Visitas

Valora este artículo
5/10

La Policía Nacional ha detenido la noche del lunes a un hombre de 19 años de edad, como presunto autor de un delito de homicidio.

Varias llamadas a los servicios de emergencia alertaron de una riña en un domicilio de la calle Pérez del Toro, en la capital grancanaria. Hasta el lugar acudieron varios indicativos policiales, quienes localizaron dos cuerpos sin vida en el interior del inmueble. Un joven de 19 años de edad, que se encontraba en el lugar, manifestó a los funcionarios policiales que su tío había acabado con la vida de su abuela. El mismo fue finalmente detenido como presunto autor del segundo de los homicidios.

Ambos cuerpos han sido trasladados hasta el Instituto Anatómico Forense, donde se determinarán las causas de las muertes.

La investigación policial ha sido judicializada y se ha decretado el secreto de las actuaciones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se Eliminará del sitio antes de ser publicado.
  • Todo aquel que reitere en seguir intentando comentar ofensivamente será BLOQUEADO del servidor 

Rogamos sean coherentes y educados en sus comentarios.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.