Las rebelión de las mujeres, por Paco Vega

Por Paco Vega www.elrincondemaestropancho.com

Hoy 08 de marzo de 2019 es un día reivindicativo para todas las mujeres. El que las mujeres tengan que salir a la calle nuevamente para reivindicar derechos y libertades ampliamente arraigados es para hacérnoslo mirar como sociedad. Esto viene a demostrar que la igualdad, para amplios sectores de este país, es puro postureo y que el machismo sigue campando por sus fueros y por las vidas de muchos hombres -e incluso mujeres- que de todo hay en la viña del señor…

El resurgimiento de la extrema derecha ha ocasionado el escoramiento a la “derecha extrema” de partidos de corte tradicional, autodenominados “de centro” pero con evidentes taras democráticas, a la vista de la involución democrática en ciernes. La escora y el hedor naftalínico se hace más que evidente para algunos partidos en esta campaña electoral que ahora se inicia, a decir de las apolilladas consignas esgrimidas por los partidos de nuevo y de viejo sello  “A LA DIESTRA POLÍTICA”.  A veces me pregunto ¿acaso no existe una  derecha democrática en este país…? En fin.. Corramos un “estúpido” velo…

Por lo tanto nuestras mujeres se ven nuevamente obligadas a salir a la calle para GRITAR y REIVINDICAR derechos y libertades que considerábamos plénamente afianzados desde hace muchos años en este teatro llamado democracia. Parece mentira que un sólo partido, de nuevo sello pero de viejas formas, haya ocasionado tal descalabro de viejos -y no tan viejos- partidos, con  frágiles convicciones democráticas. Esto es una muestra más de nuestra precariedad como democracia, que nunca quedó bien afianzada tras la muerte del dictador. Más bien podríamos decir que, todo quedó atado y bien atado por el propio Franco que, ahora “desde la tumba” sigue marcando el paso de algunos que, AHORA SIN COMPLEJOS, dejan caer su patética y endeble máscara demócrata.

Asuntos ampliamente asumidos por los demócratas del siglo XXI como el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad, la intolerancia a la violencia machista y la igualdad salarial, vuelven ahora a ponerse en cuestión de la mano de los sectores más reaccionarios y retrógados de la sociedad.

La descabellada propuesta de derogación de la Ley de violencia de Género, que tantas vidas de mujeres ha salvado,  y el cuestionamiento de las denuncias de las mujeres sobre este asunto (nunca cuestionadas para otro tipo de delitos), clama al cielo por el retroceso que significa en los derechos de la mujer, no sólo por los partidos que enarbolan esta propuesta sino por los ciudadanos que las asumen con pasmosa y antidemocrática naturalidad. Estos posicionamientos dejan en evidencia el machismo imperante, de partidos y de ciudadanos. Los posicionamientos del siglo pasado de este tipo retrógado de partidos y el alineamiento con estas políticas por los que hasta ahora se hacían llamar constitucionalistas clama al cielo por su endeblez democrática…

La democracia es algo más que postureo político, porque cuando observamos que todo se tambalea al primer empellón es que algo no está bien afianzado en nuestro estado de derecho, que todo es una mentira o que nuestros cimientos democráticos son extremadamente frágiles, que para la caso es lo mismo. Que los derechos hasta ahora adquiridos por las mujeres con sangre, sudor y lágrimas, pueden irse por el desagüe a la primera contrariedad para los grandes poderes económicos y financieros, si esto puede arrastrar un buen puñado de votos de los descerebrados que habitualmente viven de espaldas a la política y a la sociedad. La tembladera de piernas para este potente y adinerado sector económico, que hasta ahora ha manejado a su antojo políticas y gobiernos, comenzó con la irrupción de Podemos en el panorama nacional. Por ello alimentaron con propaganda y dinero, a lo que ellos llamaron “un Podemos de derechas”… Al mismo tiempo defenestraba con sus medios de comunicación a la nueva “esperanza blanca” para los trabajadores. No han parado de atacar, con denuncias falsas incluídas, por parte de sus títeres más destacados en los medios de comunicación -sobreseídas luego en los tribunales- y con bulos de todo tipo, incluso de financiación extranjera… Financiación extranjera de la que ellos ahora sorprendentemente alardean, para ocultar la real, la de los grandes poderes económicos y financieros de este país, que son los que realmente alimentan a “la bestia”.

Pero debió parecerles poco que ahora sacan del “armario franquista” a lo más rancio y sin escrúpulos para acaparar el reguero de votos que estiman perder por la derecha, ahora dividida en varios partidos. Y si, no vayan a pensar que los partidos se crean por generación espontánea, menos aún en una extrema derecha sin representación electoral. Para ello hace falta dinero, mucho dinero que esta comparsa en forma de partido no tiene, pero que “alguien” inyecta puntualmente, en el conocimiento de que pronto podrá recuperarlo…

Las mujeres y los hombres decentes y demócratas de este país debemos hoy entonar un GRITO DE ESPERANZA si queremos doblegar el descaro de una élite clasista y adinerada sin escrúpulos, que está dispuesta a lo que sea, incluído a arrastrar el voto de “lo más rancio” de esta sociedad si al final  consiguen mantener a salvo sus privilegios. El voto franquista, machista y racista lo es y ellos lo saben, un voto eminentemente abstencionista, pero todo vale si sirve para colocar a sus mariachis en el poder.

Las mujeres tienen hoy la oportunidad de DAR UN PUÑETAZO EN LA MESA para impedir que sus derechos sean utilizados como moneda de cambio en este CONTUBERNIO MACHIRULO de acomplejados en que se ha convertido este país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.