LATITUD NORTE

Escucho en sus jadeos el fecundo
ritmo del animal marino. Siento
–hondo batir de albatros– ese viento
en que la vida nace a un sol rotundo.

Hoy vibra el corazón en lo profundo
de tu atlántico aroma con su aliento
de álgido trino añil como un momento
–libre la voz– de recobrar el mundo.

Regia proa de Gáldar, fiel ribera,
hoy me tiendo en tus playas de amaranto,
dunas de cobre y luz, de oscura nieve.

Y me entrego a la paz de tu bandera:
¡el triunfo de las horas en el canto
de este latir que todo lo conmueve!

1 Comentario

  1. Preciosos versos a mi ciudad natal, Felipe. Es maravilloso como se puede sentir de esa forma ante un lugar apreciando su luz, su mar, su calidez. Un abrazo desde este trocito de Atlántico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor entre su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.