Los mitos y leyendas de Los Cuatro Elementos  que forman el Cosmos brillaron en la Cabalgata de las Carrozas de Guía

 

Noche mágica y espectacular la vivida este martes en Santa María de Guía durante la celebración de la Cabalgata de las Carrozas, la noche en la que la fantasía se apodera de las calles de la Ciudad en uno de los actos más emblemáticos de las fiestas patronales de la Virgen  cada 13 de agosto.

El equipo de más de un centenar de personas que participaron en el espectáculo llenaron de color, música, ritmo, baile y fantasía las calles del casco y sobre todo el frontis de la Iglesia,  escenario principal del desfile  de las majestuosas carrozas y de todas las actuaciones narrativas, musicales y artísticas que se desarrollaron, con los mitos  y leyendas de los Cuatro Elementos que formaron el Cosmos como hilo conductor de toda la puesta en escena.

Abrió el espectáculo la siempre espectacular exhibición de las bailarinas del Club Palas Ateneas dejando paso a su término al alegre y bullicioso Pasacalles de  Papagüevos. Tras ellos aparecía en primer lugar la Cecaelia, mitad mujer-mitad pulpo, representando al Agua, el elemento del que se nutre la vida,  el que contiene las formas más bellas, las emociones y los sentimientos, peces, plantas, y, según se dice, también criaturas mitológicas.

Poco después llegó el Grifo, animal mitólógico, mitad león, mitad águila,  representando al Aire, el elemento del aliento, de la palabra, el que contiene las ideas, la creatividad y la música y seguidamente hizo su aparición un precioso Ave Fénix representando al  Fuego, un pájaro al que según la mitología se le concedió la inmortalidad por haberse resistido a probar el fruto prohibido.

La representación del cuarto elemento llegó  en una carroza presidida por Fangorn, el Señor de los Ents,  mitad hombre, mitad árbol, representando el cuarto elemento, la Tierra, elemento de lo interior, de lo misterioso y de lo secreto, donde las formas se hacen materia y donde habita la belleza.

Pero aún así al Cosmos le faltaba algo y entonces,  como quinto y último elemento llegó el Éter, sustancia divina e indestructible, nacido donde se forman las estrellas y todos los cuerpos celestiales para deleite de los dioses. Su representación se realizó a través de una alegoría de  engranajes “para hablar de la mecánica, del espíritu y la energía interior del ser humano”, según detalla Tanausú Mendoza, diseñador y creador de nuevo este año de las  carrozas de  de Santa María de Guía.

Todos estos mitos y leyendas se hicieron presentes anoche en el precioso casco histórico la Ciudad de la mano del brillante espectáculo de la Cabalgata de las Carrozas en el que, bajo la dirección de Gustavo Mendoza, han participado  más de un centenar de personas entre figurantes, majorettes, bailarinas, actores, músicos, como el saxofonista Néstor Ramírez y la cantante Betania Martín, ésta última encargada de cerrar el espectáculo con el tema ‘Madre Tierra’. Mención especial  merecen también los creadores artísticos Adrián Castellano, Israel Arbelo y Pedro Santana; así como  el equipo de costureras que, bajo la coordinación de Natalia Santana,  han realizado el maravilloso vestuario de todos  los participantes en el espectáculo.

La noche festiva continuó en la Plaza Grande donde se pudo disfrutar del Concierto que ofreció el grupo  de músicos  cubanos Aseres

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Entre su comentario
Entre su nombre

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.