MI INSIGNIA DE CRONISTA OFICIAL PARA NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES DE TRIANA por José Luis Yánez

El 1 de febrero de 2007 fui nombrado Cronista Oficial de la Villa de Teror, carggo del que tomé posesión el 9 de mayo del mismo año.

En mi escrito de agradecimiento destaqué lo que verdaderamente iba a ser mi interés primordial de actuación: “…a partir de ahora asumo con honestidad el deber de reflejar en mis crónicas su devenir histórico y proteger con mi humilde asesoramiento su patrimonio cultural como bien perteneciente a los actuales terorenses y a las generaciones futuras. Y nunca, he de admitirlo, honor tan grande puede ser asignado a un terorense como el de ser además el encargado de glosar y enaltecer todos los hechos relacionados con la historia, las fiestas, la advocación y el culto a la Santísima Virgen del Pino, así como mi total predisposición a colaborar en cualquier manera que contribuya al engrandecimiento de Teror y el bienestar de sus vecinos, en la seguridad de que de lo que mí dependa procuraré por todos mis medios no defraudar nunca a los habitantes de la Villa de Teror en la confianza puesta en mi persona”

En mis primeras declaraciones afirmé que además de ello y tal como se establece entre las funciones estatutarias reconocidas para las Cronistas Oficiales de Canarias, me comprometía a investigar y divulgar el pasado de mi  localidad; anotar, procurar la conservación y divulgar sus tradiciones y costumbres; recopilar documentos históricos o actuales, ya fueran originales o copias autorizadas, en los que pudiera fundamentar mis investigaciones y las de los cronistas que me sucedieran; informar expedientes en los que se conjuguarann aspectos históricos y de desarrollo urbano; participar en la creación de la imagen de la localidad y en su proyección a través de organismos y medios procedentes; promover la realización de estudios y trabajos monográficos en relación con los fondos del archivo local y otras fuentes, e instar su publicación.

Obviamente, en todo ello con la aprobación y posibilidades de aperturismo que encontrara en los miembros de la corporación y del gobierno del municipio de Teror.

El 9 de mayo de 2007, basé la disertación de mi toma de posesión sobre Teror, el Pino, la Virgen e hice relación de todas las personas que antes de mí -desde el cargo de cronista o no- habían investigado, escrito, hablado o simplemente soñado con la Villa Mariana y sus cosas.

INSIGNIA.

Al término del acto celebrado en las Casas Consistoriales y antes de proceder a la inauguración de una lápida en la fachada del domiicilio del anterior cronista, Vicente Hernández Jiménez, el alcalde Juan de Dios Ramos Quintana, colocó en mi solapa la Insignia de Oro de Teror en señal de reconocimiento a mi labor hasta aquel momento y de compromiso hacia el futuro.

Esa insignia me ha acompañado desde entonces en procesiones, conferencias, en las presentaciones de mis libros, espectáculos; y en cuantos eventos he querido visibilizar la profunda querencia hacia mi Villa natal. También la he llevado en cuantos actos particulares míos o de personas relacionadas asimismo con Teror he asistido. De ellos, tengo que destacar que las lucí con sentimiento pero a la vez con un inmenso orgullo en los entierros y funerales de mi madre y mi padre.

Por eso, cuando la Hermandad Sacramental y Cofradía de María Santísima de los Dolores de Triana, Nuestra Señora de las Angustias y San Telmo me hizo el honor de encargarme el pregón de Semana Santa que pronuncié en la Ermita de San Telmo el pasado 29 de marzo (primero de los actos de esta celebración religiosa este año en la capital grancanaria) no tardé mucho en decidir, conjuntamente con mi mujer y mis hijos, el entregar esta Insignia con toda la significación que tiene, para el ajuar de la imagen titular de esta Hermandad: Nuestra Señora de los Dolores de Triana en prueba y señal de mi agradecimiento por haberme designado.

Pregón de la Semana Santa de Las Palmas de Gran Canaria 2019

Con ello no quise otra cosa que ser capaz de desprenderme de un objeto material y ubicarlo en una Imagen donde adquiriera aún más valor emocional para mí y mi familia.

Y para mi Villa, cuyo escudo lucirá la Virgen de los Dolores en su procesión del Miércoles Santo por todo el barrio de Triana.

Y es así. Cuando habla el corazón, calla la mente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor entre su nombre aquí

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.