Queridas amigas y queridos amigos, he intentado por todos los medios comenzar esta reflexión, lo más positivo que pudiera, pero no lo he logrado, no obstante, tengo la certeza que, con este nuevo aplazamiento, lo vamos a lograr. Recordarán que en mi primera reflexión hecha el pasado 23 de marzo, les hablaba, que esta situación se trataba de una “Prueba” que nos ponía la Vida, para que mirásemos de otra manera a todas las personas que están cuidando de nosotros, y les nombraba a todas las profesiones, desde los de la administración pública hasta cualquier otra que no se podían permitir “permanecer en casa”.

Incluso, llegué a bendecirla, y lo hacía en el aspecto de que gracias a ella nos daríamos cuenta de cuánto nos hacemos falta unos a otros, les recordaba también como que sin pretenderlo, nos estábamos olvidando de los “siete pecados Capitales” que desde pequeños nuestros profesores y nuestros padres nos lo recordaba constantemente, y no quiero mencionar que quien más nos lo recordaba eran nuestros sacerdotes a los que somos católicos, porque me atrevería decir que, cualquier religión del mundo también los pondrán  en práctica, unos de una manera y otros de otra,  ya que su contenido no es nada santoral, sino más bien  a nivel social.

Esta reflexión la hago después de escuchar en la mañana del pasado miércoles, la Primera Sesión de Control ante nuestros diputados Nacionales, después de la realizada el pasado 26 de febrero, tras el parón por el estado de Alarma, puesta en práctica el 14 de marzo, prorrogada dos veces y que aún no tiene fecha final a la vista. No cabe la menor duda de que se trata de una situación sin precedentes desde hace 100 años.

En aquella reflexión les decía que, en esta situación, se trata de ofrecernos a ayudar a todos los que no lo pueden superar y los que lo necesitan de verdad, que debemos apoyar a tantas y tantas personas mayores que se encuentran solos en sus viviendas, así como a los que tienen hijos en edad escolar. Tengo la certeza de que todo lo que ha estado en nuestras manos lo hemos hecho con el confinamiento que nos han indicado, insisto, si no muy bien, lo hemos hecho de manera regular.

Pero lo que no es de recibo, es el comportamiento de los que actualmente nos gobiernan a nivel nacional, y siento decirlo así, siento decirlo así porque he sido un defensor a ultranza de la clase política, por ello, siempre he puesto como ejemplo, cuando yo era un humilde concejal de mi pueblo, en dos legislaturas, y que, de la que tengo mejor recuerdo es de la primera de la democracia en 1979, estaba en la formación política de la Unión de Centro Democrático, ¡Qué recuerdos!, era cuando este hecho, era por devoción y no por la cuestión económica ya que no teníamos nómina alguna y lo hacíamos de manera voluntaria, paralelamente con nuestras obligaciones laborales. Y lo que también he contado hasta la saciedad, fue la actitud ejemplar de quien había sido elegido como alcalde, don Antonio Rosas Surís ya que obtuvo una amplia mayoría. En el reparto de las delegaciones y de la presidencia de las Comisiones Informativas, comenzaba la sesión con una frase histórica: “Aquí se acabó el periodo electoral, ¡ahora nos toca trabajar!, trabajar todos juntos…” y repartió los cargos de responsabilidad a todos, sin mirar la afiliación de cada uno, sin pararse a pensar quienes eran de la oposición, solo miraba la especialidad de cada uno para asignarle tal obligación, una ejemplar manera de organización. Lástima que esto duró, solo, unos pocos meses hasta que falleció. Después de ello, en la primera sesión plenaria del nuevo alcalde, en este caso, don Nicolás Guerra Rodríguez, nos retiró dichas responsabilidades. Y, desde esa fecha, sigue practicándose lo mismo, una verdadera lástima ya que, en la oposición de las distintas legislaturas, en muchas corporaciones, se quedan personas valiosas que pueden desarrollar sus conocimientos y especialidades profesionales, sin participar en bien de la sociedad.

[videopress umIgwGeK permalink=»false» hd=»true»]

Cuánto me molesta, el leer artículos de amigos en plan despectivo en contra de los que no son como ellos que dicen ser, de izquierda, la mayor parte, descalifican de manera atroz a todos los que no sean como ellos dicen ser. Poniendo en práctica la célebre frase de “Las crisis como el poder: descubre al ser humano …” Digo esto con mucho respeto a los que verdaderamente lo son, de los cuales, me honro el contar con la amistad de muchos de ellos.

Yo, me considero hombre de Centro, y sin meterme en la ideología que lleva consigo ese calificativo siempre he presumido de intentar ser, bastante justo, como su significado indica «Teoría económica y política de un conocido filósofo alemán, que desarrolla los principios de igualdad política, social y económica de todos los seres humanos», respetando siempre las ideas vengan de donde vengan. Por ello, siempre he militado en partidos centristas. Curiosamente, hubo un tiempo en el que se decía que el Centro no existía, luego ya, afortunadamente, los partidos de izquierda dicen ser de Centro-izquierda y los de Derechas, dicen ser de Centro derecha. Aquí tengo una anécdota que quiero recoger con todo cariño al que fuera una personalidad en el aparato administrativo del Ayuntamiento de nuestro pueblo galdense, se trata de don José Juan Rodríguez Megías, siempre me recordaba que yo le decía en mi época de concejal, decía que, si el Centro no existía como lo oía en los plenos cuando me intentaban ridiculizar, yo les rebatía que si de verdad no existía, yo, lo crearía… ya hoy, no es necesario pues, como he dicho ambos extremos se lo intentan apropiar unos y otros.

Por todo ello, echo en falta a este Gobierno, llámese Partido Socialista – Unidas podemos, poner en práctica algo tan fundamental como es el trabajar juntos, sobre todo, al tratarse de una pandemia a nivel mundial, mucho más por ser nuestra nación española, una de las más afectadas del mundo al hablar de los fallecidos que, aunque no se respeta edades, se han visto afectados miles de personas mayores que desgraciadamente, ya no están con nosotros.

Nosotros hemos pasado la prueba, la hemos pasado de manera excelente, nos han mandado quedarnos en casa, en casa estamos, han renovado el tiempo que debemos estar y con obediencia absoluta lo cumplimos, pero, quienes no lo cumplen son los que actualmente gobiernan España, por ello, con todo el respeto del mundo, quisiera llegar al Gobierno de nuestra Nación, ¡pobre de mí!, pero tengo la certeza que este ruego llegará, si se hace como se debe hacer, y es que, uno de los 21 concejales del Ayuntamiento de mi pueblo, lleve al pleno una moción y que sea aprobada con carácter institucional, y ésta a nivel de Cabildo, y posteriormente a nivel regional, hacer una petición muy simple, y es la de que se cree un  Gabinete de Crisis, pero no solo con los miembros del Gobierno, sino que esté formado por un representante de cada Grupo de los que forma nuestro Parlamento Nacional,  ¡todos sentados en una misma mesa!, sí, he dicho “todos”, pues como bien se sabe, este asunto es único en la historia en los últimos cien años y deben estar todas las fuerzas y todos los especialistas comprometidos para intentar resolverlo, deben de mojarse ¡todos!, izquierdas, centristas, derechas…incluso los cuatro expresidentes… y después, “se pasará factura” a quienes tengan alguna culpa, si la tienen. Creo que les hace falta, a este Gobierno, mucha, mucha humildad… la misma que tenemos todos los que estamos dentro de casa…Que tomen como ejemplo a los Sanitarios, todos trabajan juntos, sin preguntarse a qué ideología pertenecen cada uno, el ejército, los trabajadores del servicio, los funcionarios, los trabajadores de cualquier empresa, todos, todos trabajan juntos para resolver cualquier problema que se plantee, ¿cómo es que nuestros gobernantes no lo hacen?

Déjense por favor de rivalidades y de egoísmo culpándose unos a otros, incluso con descalificaciones a nuestro Rey, que es lo último que nos quedaba por escuchar, reconozcan los errores, pidan perdón y disculpas y soliciten la ayuda de la oposición no para aprobar lo que el Consejo de Ministros decida por decretos, olvídense por ahora de Consejos de Ministros, ya habrá tiempo, si quedamos vivos, ya que por el camino que van lo están poniendo muy difícil, para que así sea, únanse todos. Háganle caso al Papa, cuando dijo “hay que desprenderse de la camiseta del equipo”, tengan el valor de hacerlo…entiendo que es la única solución no solo para esta pandemia asesina, sino también para la que vendrá posteriormente, la pandemia económica, debemos estar juntos, para levantar de nuevo a nuestro país.

Nosotros, a nuestro nivel, continuaremos colaborando de acuerdo con nuestras posibilidades. Debemos dar ejemplo por el bien de todos.

Un ejemplo positivo fue el del pasado martes, justo cuando poníamos la música, una pareja de la Guardia Civil, paraba su coche junto a casa, con la sirena en activo, comenzaron a distribuir mascarillas a toda la vecindad, justamente, fueron despedidos con el himno nacional que cada día ponemos, y con un cariñoso aplauso.

Pero también los tenemos negativos, es que desde miércoles día 15 por la mañana hasta hoy, frente a casa, se está restaurando una de las alcantarillas, tratándose por tanto de una obra municipal,  son unos seis o siete hombres, todos ellos, sin mascarillas… algunos, sin guantes,  no me meto en absoluto con los trabajadores, Dios me libre, ya que gracias a Él han podido comenzar a trabajar, bendito sea Dios, así que no se tergiverse mis palabras, pero por favor, a quien corresponda, pónganle los medios, por el bien de ellos, y por el de nosotros, para que no tengamos que estar más tiempo en casa… No nos llenemos de confianza, que, si Canarias va bastante bien, es porque los canarios estamos cumpliendo como es debido el quedarnos en casa…

Y ahora, quiero acabar con una sonrisa, me habrán oído anunciar que, a las 19 horas de todas las tardes, desde nuestra casa en la Calle Delgado, en el Camino de Santiago, frente a “mi Plaza del Calvario” con altavoces en la azotea, amenizamos de alguna manera un ratito para toda la vecindad, acabando con un aplauso para todos los que nos cuidan. Incluso anunciando los cumpleaños vecinales.

El domingo de resurrección, recibimos una llamada de nuestra vecina Mercedes Tacoronte Rodríguez, y sin mediar palabra nos dice…

En Gáldar se oyen las Campanas, en Guía las caracolas, en Agaete se baila la Rama y en la casa de Ángel y Juanita “resistiré que da gloria… ¡Mucha gracias Mercedes!

Y nada más, ya está… ¡nosotros, seguiremos en Casa!, pero observando lo que hacen…y como bien dijo el Papa, hemos de rezar, cualquiera que sea nuestras tradiciones religiosas, y no olvidar nunca que la grandeza del ser humano es la solidaridad y la paz. 

Buenas Tardes y un cariñoso saludo espiritual a todas y a todos.

Ángel Ruiz Quesada

17.04.2020

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on digg
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on print
Share on email
Valora este artículo
5/10

Esta es la opinión de los lectores, en ningún caso la de NorteGranCanaria.es. No se permitirán comentarios ofensivos o contrarios a las leyes españolas. Tampoco se permitirán mensajes no relacionados con el tema de la noticia.
El envío de comentarios supone la aceptación de las condiciones de uso.

  • No se permitirán comentarios abusivos, obscenos, vulgares, difamatorios, xenófobos, amenazantes o de índole sexual
  • Todo comentario o sugerencia que vulnere las presentes normas se eliminará del sitio.

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Somos un magazín ubicado en el noroeste de Gran Canaria, informamos de las noticias del Norte y también de las noticias más relevantes de la Peninsula y fuera.

© 2008 Reservado Todos Los Derechos.