Miedos por Irene Bullo

No, no es así, si tú piensas

que hoy  eres especial para mí.

De sonrisas el mundo siembro con frecuencia,

pues me gusta reír y reír,

y si me ha de doler algo que sea de la risa

ante un café con charla divertida.

 

No temas, ya mi paso es firme,

mis propios pies sostienen mis sueños

y me llevan hacia ellos

sin la necesidad de asirme a otras crines.

 

Y no temo a la noche

donde siempre nos brilla una luz,

ni a la soledad elegida

que me brinda el placer de soñar despierta.

 

Yo no te necesito,

y si tienes un hueco en mi agenda

es sólo porque caes bien a mi alma,

de alma a alma, sin otra pretensión.

 

No te confundas,

misma facilidad para entrar

que la que tienes para salir,

de ti depende.

 

La amistad es un dulce fruto

que nace en empatía de dos almas,

si no cuidas la planta

la flor marchita y muere.

 

El mundo es un jardín repleto de colores

donde cada uno encuentra su árbol,

disfruta de su sombra

y juega en  los colores del arco iris

sembrados por la senda de la vida

sin tener que  poseer ni ser poseído.

 

Irene Bulio © 2018

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.